Michelle Carter a la cárcel por incitar al suicidio de su novio por mensajes de texto

Michelle Carter fue declarada culpable en junio de incitar a su novio a suicidarse a través de numerosos mensajes de texto. El caso de esta joven de 20 años ha causado cierto revuelo en Estados Unidos por lo dantesco de la historia y ayer un tribunal de Massachusetts dictaminó la sentencia. La joven está condenada a 15 meses de cárcel por presionar a su pareja, Conrad Roy III, a quitarse la vida hace tres años.

La pena por homicidio involuntario podría haber sido como máximo de 20 años de prisión. El juez Lawrence Moniz había fijado una sentencia de dos años y medio, pero finalmente se decidió rebajar la condena a 15 meses para pasar luego a un régimen de libertad vigilada.

La joven tiene prohibido lucrarse con la historia con algún libro o película

La decisión del juez incluyó además, entre otras cosas, una prohibición para que la joven se beneficie en el futuro de su conocimiento del caso, por ejemplo con la venta de un libro o su participación en una película.

En el momento de los hechos Carter sólo tenía 17 años. Ella no estaba presente cuando su novio optó por suicidarse. La víctima actuó sola y hasta ahora el estado de Massachusetts no penalizaba legalmente la incitación al suicidio. Conrad Roy III tenía solo 18 años cuando el 12 de julio de 2014 murió por intoxicación de monóxido de carbono en su vehículo.

Michelle Carter estuvo acompañada de sus padres durante todo el proceso judicial Michelle Carter estuvo acompañada de sus padres durante todo el proceso judicial (Matt West / AP)

Roy condujo hasta el aparcamiento de un supermercado y colocó la salida de una bomba de agua que emitía gas dentro de su vehículo, pero cuando se empezó a encontrar mal salió de él. Carter le dijo por teléfono que volviera a entrar, según la fiscalía.

La joven había enviado previamente decenas de mensajes de texto a Roy animándole a ejecutar sus planes para suicidarse, aunque inicialmente había tratado de disuadirle. El mismo día de su muerte, la entonces menor le escribió: “Simplemente tienes que hacerlo. Dijiste que lo ibas a hacer. O sea, no entiendo por qué no lo haces”.

Unas palabras imprudentes que provocaron la muerte de Roy

Durante el proceso, la fiscalía utilizó la correspondencia entre los dos jóvenes para tratar de demostrar que las palabras de Carter fueron imprudentes y su conducta provocó la muerte de Roy.

La defensa, mientras tanto, alegó siempre que Carter no era responsable de la muerte del joven porque este tenía un historial de depresión y había intentado suicidarse antes, al tiempo que puso sobre la mesa los problemas de salud mental de la acusada.

El abogado de la condenada intentó exculparla alegando que Roy tenía un historial depresivo El abogado de la condenada intentó exculparla alegando que Roy tenía un historial depresivo (Matt West / AP)
Loading...