Muere un bebé en un accidente provocado por su madre marroquí cuando conducía borracha y bajo los efectos de la cocaína

69

El lugar del accidente en Gerindote.

El lugar del accidente en Gerindote.

El consumo de alcohol y drogas en la conducción ha vuelto a provocar un accidente de tráfico aunque, en esta ocasión, el resultado ha sido dramático: un bebé de tan sólo 10 meses de vida ha muerto en Gerindote (Toledo) después de que el vehículo en el que viajaba y que conducía su madre chocara contra una farola en una travesía de este pequeño pueblo de 2.400 habitantes.

El suceso ha ocurrido en la madrugada de este viernes en la calle Estación, una travesía de la carretera autonómica CM-4009, en pleno centro de Gerindote, en una amplia calle con buena visibilidad. Cuando los agentes de la Guardia Civil han sometido a la madre, de origen marroquí, a la prueba de alcoholemia y al test de drogas ha dado positivo en ambos.

En concreto, doblaba el máximo permitido en consumo de alcohol al volante y se detectaba que había consumido cocaína. Por si esto fuera poco, el niño no iba anclado a la sillita de bebés. Su hermano, de 7 años, que viajaba con ellos en el coche, no llevaba puesto el cinturón de seguridad y ha sufrido heridas de las que ha sido tratado en la Unidad de Pediatría del hospital “Virgen de la Salud”, de Toledo.

Sin luces y en dirección contraria

“El coche ha arrancado la farola”, ha indicado la alcaldesa de Gerindote, Ana María Palomo, por lo que se sospecha que el vehículo circulaba a gran velocidad. El vehículo procedía de Torrijos (Toledo) donde la Policía Local de esta localidad había detectado minutos antes del accidente a un coche circulando sin luces y en sentido contrario.

La madre, que ha sido detenida tras el entierro del bebé, no tenía antecedentes por delitos relacionados con la seguridad vial pero sí por delitos contra el patrimonio. En cuanto a su pareja, originaria de Torrijos, es un conocido delincuente que ha pasado tiempo en prisión por haber cometido varios robos.

El marido ha sido, precisamente, quien ha trasladado a la mujer al hospital de Toledo mientras que los dos niños han sido evacuados en ambulancias. El bebé, que había entrado en parada cardiorrespiratoria, ha muerto nada más llegar al hospital. Su madre, tras ser detenida, ha pasado a disposición judicial.