Multados los agresores de dos animalistas en los ‘correbous’ de Mas de Barberans

Los tres responsables de la agresión a dos activistas de AnimaNaturalis durante un ‘correbous’ celebrado hace un año en Mas de Barberans (Tarragona) han aceptado pagar una multa de 8.010 euros en total para evitar ir a juicio. Los hechos sucedieron el 30 de abril de 2016 en el momento en el que las víctimas sacaron dos cámaras -una de vídeo y la otra de fotos- con el propósito de documentar el espectáculo.

Las partes implicadas y la Fiscalía han llegado a un acuerdo de conformidad, por lo que se ha suspendido la vista oral prevista para esta mañana en el juzgado penal número 2 de Tortosa. Los tres condenados, miembros de una misma familia de Sant Carles de la Ràpìta, han reconocido ser autores de los delitos de coacción, lesiones leves y daños, con el agravante de discriminación ideológica, uno de los principales aspectos que reclamaba la acusación para sellar el pacto.

“Hemos conseguido lo que queríamos: que los acusados reconocieran todos los hechos, incluso el agravante por discriminación. Es muy pedagógico para que, a partir de ahora, nadie tenga que sufrir ningún tipo de coacción o represión en plazas de toros”, ha declarado a la salida del juzgado Aïda Gascón, una de las agredidas y directora de AnimaNaturalis en España.

Los hechos fueron filmados por otras activistas antitaurinas desde el otro lado de la plaza. En el vídeo se puede ver claramente cómo transcurre la agresión: al percatarse de la presencia de Gascón y Yasmina Moreno, un grupo de asistentes se levanta y empieza a golpearlas en diversas partes del cuerpo causándoles lesiones leves, la rotura de unas gafas y de los dos dispositivos electrónicos.

El vídeo, clave en el caso

“Las arrastraron cogidas por el pelo por unas escaleras, mientras las seguían golpeando. Sufrieron abusos denigrantes, violencia machista y hasta les robaron los equipos de grabación que portaban”, explicaba en el comunicado enviado hace uno año por la organización para denunciar lo ocurrido. El vídeo de la agresión fue clave para la detención de los condenados, José Gabriel Navarro, Janine Chalé y Albert Navarro.

Según Gascón, la denuncia y la difusión del vídeo han ayudado a conseguir una mayor presencia policial en los actos taurinos para que los activistas a favor de los derechos de los animales no tengan que sufrir por su integridad física. La organización considera “histórico” este día porque la sentencia fija un precedente para el futuro no sólo en Catalunya, sino también en la Comunidad Valenciana, donde es tradición celebrar un gran número de actos taurinos.

ILP contra los ‘correbous’

Coincidiendo con la sentencia de este caso, la Coordinadora para la Abolición de los Correbous (CAC) ha registrado en el parlamento catalán una nueva Iniciativa Legislatura Popular (ILP) para acabar “definitivamente” con este tipo de tauromaquia. La ILP propone dejar sin efecto el artículo 6.2 del Decreto legislativo 2/2008, que excluye a los correbous de la prohibición de celebrar corridas de toros en Catalunya.

La mayoría de las poblaciones donde todavía se sigue la tradición de los correbous pertenecen a Terres de l’Ebre, donde recientemente taurinos y ayuntamientos han hecho piña para defender la continuidad de este tipo de acontecimientos mediante la firma de un manifiesto. El texto pide respecto y protección por la ley 34/2010 que regula las fiestas tradicionales con toros en Catalunya, así como su defensa y promoción.

AnimaNaturalis espera que la sentencia siente un precedente para evitar agresiones de este tipo

Loading...