No le dejan entrar en un bar de Empuriabrava y dispara cinco veces contra el local

Un hombre abrió fuego contre un bar de Empuriabrava, en Castelló d’Empúries (Alt Empordà), porque no le dejaron entrar en el local. El tiroteo tuvo lugar la madrugada de viernes a sábado, sobre las tres menos cuarto. Los Mossos d’Esquadra recibieron el aviso de que un hombre, que iba bajo los efectos del alcohol, había intentado entrar en el establecimiento pero le impidieron el acceso porque a esa hora ya estaba cerrando. El sospechoso se marchó pero poco rato después volvió al local, situado en el sector Port Salins. Esta vez iba armado. Desde la calle, disparó hasta cinco veces. Un cliente del bar resultó herido leve en una mano. Después de disparar, el hombre huyó.

El Área de Investigación Criminal (AIC) de los Mossos d’Esquadra abrió una investigación que dio resultados poco después, el mismo sábado. Hacia las doce y media del mediodía detuvieron en Empuriabrava a un hombre de origen francés, sospechoso de ser el tirador. Los agentes le atribuyen delitos de tenencia ilícita de armas (porque no tenía licencia) y lesiones. Los mossos también recuperaron el arma con la que supuestamente disparó. La había escondido en casa de un amigo suyo, que la entregó voluntariamente a los agentes.

No es el primer tiroteo a las puertas de un bar que ocurre en las comarcas gerundenses en las últimas semanas. Los Mossos detuvieron a principios de enero en Olot (La Garrotxa) a un hombre que disparó varias veces en el exterior de un bar situado en el Puig del Roser de la población, cuando volvía a su casa. No hubo heridos.

Un tercer tiroteo se produjo el 22 de diciembre, también en Olot, cuando una pelea que comenzó en el bar El Punt acabó con un disparo de escopeta en el techo del local. Los implicados en la pelea eran tres hombres.

Loading...