No sé dónde están mi marido y mi hijo

Portugal ha amanecido este domingo de luto. Al menos 43 personas han muerto en el incendio forestal que se declaró este sábado por la noche en el término municipal de Pedrógão Grande, en el centro del país. También algunas personas han resultado heridas como consecuencia de las llamas, entre ellas, algunos bomberos, según han confirmado fuentes oficiales.

El secretario de Estado de Interior de Portugal, João Gomes ha explicado que “unas 16 personas que se encontraban en la carretera entre las localidades de Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera no han logrado escapar de las llamas, por lo que mucha gente ha quedado carbonizada dentro de sus vehículos”. Gomes ha informado de que unos 600 bomberos están intentando combatir el fuego.

(Mis familiares) estuvieron aislados en casa y no tenían vehículos para escapar”

Muchas personas están todavía desaparecidas y la situación se agrava por la dificultad de las comunicaciones en el lugar. Una mujer ha conmovido a toda Portugal mientras pedía ayuda, en un vídeo que ha publicado el rotativo Correio da Manhã, porque no encontraba a su familia. Ella logró escapar de las llamas y ha asegurado que “fue horrible y difícil de explicar”. “Mis sobrinos, mi cuñado y mi primo se han perdido. Logré escapar del fuego pero no sé dónde están mi marido ni mi hijo. Estuvieron aislados en casa y no tenían vehículos para escapar”.

Los vecinos más cercanos al lugar del suceso han sido evacuados hasta nuevo aviso. La Policía ha explicado a los medios internacionales que muchos de ellos insistían en quedarse en casa para proteger sus bienes, pero que han acabado cediendo al comprobar la cercanía de las llamas. Una de ellas era Palmira Coelho, que asegura que tiene “mucho miedo que el fuego venga por ahí abajo y nos alcance”.

Tengo mucho miedo que el fuego venga por ahí abajo y nos alcance”

Lusa Otia, otra testigo del terror, ha explicado a la televisión del país que está “muy asustada no recuerdo ningún incendio similar en los últimos 10 años”. Igual de desesperada está su vecina, Palmira Coelho, que asegura que tiene “mucho miedo que el fuego venga por ahí abajo y nos alcance”.

.

Loading...