Nueve años de cárcel para el joyero que simuló un atraco para cobrar el seguro

La fiscalía pide nueve años de cárcel para el propietario de una joyería de Tàrrega acusados de simular un robo en el establecimiento para cobrar el seguro y saldar así las deudas que acumulaba entre créditos hipotecarios, préstamos y líneas de crédito concedidas.

Según el ministerio fiscal, aprovechando que otra joyería de la misma ciudad había sufrido un atraco por parte de dos hombres sudamericanos, “el acusado habría orquestado, en connivencia con otras personas que no han sido identificadas, un atraco de las misma características en su propia joyería”.

Según la denuncia del acusado, los supuestos ladrones se habrían apropiado de diversos relojes y joyas valorados en 203.942 euros, además de diamantes valorados en 218.370 euros. En mayo de 2012, el propietario de la joyería cobró de la aseguradora la cantidad de 351.560,88 euros.

El propietario cobró de la aseguradora 351.560,88 euros

El hombre, de 55 años y vecino de Guissona (Segarra), siendo propietario de una joyería y socio de otra empresa, en noviembre de 2011 pasaba por dificultades económicas, ya que tenía una deuda acumulada entre créditos hipotecarios, préstamos y lineas de crédito concedidas de 232.913,16 euros.

Así, el 27 de diciembre de 2011 dos personas no identificadas con la cara tapada con gorros y bufandas entraron a las 10.15 horas con un objeto que parecía un arma de fuego en la joyería de Tàrrega, ligando a la dependienta que en ese momento se encontraba sola el establecimiento y exigiéndole que entregara las llaves de las vitrinas donde se exponían las joyas y relojes.

Los asaltantes le quitaron el teléfono móvil y se dirigieron a ella con acento sudamericano, advirtiéndole la que no le harían daño y dejándola tumbada en la trastienda. A los pocos minutos entró el acusado, al que los atracadores no dijeron nada, aunque lo ataron de las manos y lo dejaron en el suelo de la joyería, en un lugar donde la dependienta no podía verlo.

Las dificultades económicas del acusado podrían ser el móvil del presunto falso robo

No le sustrajeron el teléfono móvil y, según él, le quitaron 10.000 euros que llevaba encima y que no había podido ingresar al banco, además de un reloj Rolex Daytona valorado en 6.739,99 euros. Según más tarde entró en la tienda otro hombre al que los asaltantes dijeron ‘tú qué haces aquí?’, Atándolo de pies y manos y dejándolo al lado del acusado.

Según el escrito de la fiscalía, los asaltantes en un momento determinado se llamaron uno al otro “three minutes, let’s go” y se apropiaron de varios relojes y joyas valorados en 203.942 euros, según la relación de objetos sustraídos que hizo el acusado, más diamantes valorados en 218.370 euros que se encontraban en la joyería en situación condicional.

El acusado cobró de parte de Generali Seguros la cantidad total de 351.560,88 euros en mayo de 2012, “liquidando con aquella cantidad los préstamos y créditos bancarios que tenía con diferentes entidades “y” quedando en una situación económica compensada “. “En ningún caso pagó a los proveedores de los diamantes la cantidad de 218.370 euros, ni tampoco repuso stock para proseguir con el negocio de joyas, siendo que la joyería se ha mantenido operativa hasta la actualidad”, remarca el ministerio fiscal.

Lo acusan de estafa y robo con violencia

Ante los hechos, la fiscalía solicita para el acusado 5 años de prisión por el delito de estafa en concurso ideal con el delito de simulación de delito, además de su inhabilitación especial por el mismo tiempo para el ejercicio de la profesión comercial de joyas y objetos preciosos.

También le pide una pena de 4 años de prisión por el delito de robo con violencia. Asimismo, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado y subsidiariamente la empresa indemnicen Generali Seguros con 351,560,88 euros, más los intereses correspondientes. También pide que indemnicen a la empleada y al hombre que sufrieron el atraco, con 1.000 euros para cada uno, por los daños morales que hubieran podido sufrir debido a la situación de estrés producida por la simulación del delito.

Loading...