Perros rastreadores hallan un cadáver en el antiguo geriátrico incendiado en Llavaneres

Los Bomberos de la Generalitat han localizado el cadáver de una persona, aún pendiente de identificar, en el interior del antiguo geriátrico de Sant Andreu de Llavaneres (Maresme) donde ayer se desató un incendio, en el que además resultó herido un hombre.

Según han informado la Dirección General de Emergencia, efectivos de los bomberos y los Mossos d’Esquadra, con apoyo de unidades caninas con perros rastreadores, han estado trabajando a lo largo de todo el día para buscar a una persona que residía en el geriátrico y que estaba desaparecida desde ayer, por lo que se temía que hubiera muerto en el incendio.

Los equipos de emergencias han encontrado esta tarde un cadáver entre los restos calcinados del edificio, una antigua residencia de ancianos de San Andreu de Llavaneres en el que residían dos personas que padecían síndrome de Diógenes, por lo que acumulaban numerosos muebles y trastos en el inmueble.

El cadáver todavía no ha podido ser identificado, pero todo apunta a que podría corresponder a la persona que residía en la antigua residencia, junto al hombre que resultó herido. La gran cantidad de objetos acumulados, que actuó como combustible, y el mal estado en que quedó el inmueble impidió ayer a los equipos de rescate rastrear totalmente el edificio para comprobar si la persona desaparecida había muerto en el incendio del antiguo geriátrico.

En el fuego, que se desató en la mañana de ayer, resultó herido por inhalación de humo uno de los dos ocupantes del edificio, que fue evacuado por la Policía Local de Sant Andreu de Llavaneres. El incendio se originó en la segunda planta de la antigua residencia de ancianos, desde donde se propagó al resto del edificio y provocó el colapso de la cubierta de madera.

Loading...