Piden cárcel y expulsión de España por un mordisco que causó la amputación de un dedo

Fiscalía pide cuatro años de prisión y la expulsión del país durante 7 años a un acusado de 31 años, originario de Guinea-Bissau y sin regularizar su situación en España, por provocar la amputación distal del quinto dedo de la mano derecha por un mordisco a otro hombre con quien se peleó en Balaguer el 27 de marzo de 2015.

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la tarde y según el escrito de fiscalía, la agresión fue mutua puesto que también pide una multa de 750 euros para el agredido, un hombre de 44 años y nacionalidad senegalesa, que también habría mordido la mano del primero durante esta pelea.

El juicio en que los dos se tendrán que sentar juntos en el mismo banquillo de los acusados tendrá lugar el próximo día 15 de diciembre en la Audiencia de Lleida.

El acusado que resultó más herido fue el hombre de 44 años puesto que se le tuvo que amputar el quinto dedo de la mano derecha por un mordisco del otro. Tardó 75 días a recuperarse y le pusieron siete puntos.

Al joven de 31 años que se le piden cuatro años de prisión también sufrió una herida por un mordisco e la izquierda y varias contusiones por los cuales necesitó 15 días para recuperarse y un punto de sutura. Al primero de los acusados no se le conocen antecedentes penales y al segundo sí pero no son computables a efectos de reincidencia.

Loading...