Inicio Sucesos Pillan a un cura degenerado grabándose mientras participaba en un trío sexual...

Pillan a un cura degenerado grabándose mientras participaba en un trío sexual con dos dominatrix en el altar de su iglesia

Un sacerdote de la Iglesia Peter and Paul en Pearl River, en Louisiana, fue sorprendido teniendo relaciones sexuales en el altar con dos mujeres.

Al percatarse de que las luces estaban encendidas después de la hora habitual de la misa, un testigo decidió mirar hacia adentro de la iglesia, donde vio al padre teniendo un encuentro sexual con un par de dominatrix vestidas con botas de cuero altas y corsés.

El testigo decidió grabar el suceso y mandarlo a las autoridades. La grabación exhibía al sacerdote, Travis Clark, inclinándose en el altar. El acto era grabado con luces “como si estuvieran filmando algún tipo de evento”, según CBS 4.

La policía de Louisiana detuvo a al sacerdote, quien fue acusado de obscenidad. Travis Clark era padre de Saints Peter and Paul en Pearl River desde 2019.

El arresto de Clark fue en septiembre; sin embargo, las autoridades acaban de dar a conocer detalles del caso, como la identidad de las acompañantes. Según la orden de arresto las mujeres fueron identificadas como Mandy Dixon, de 41 años, una actriz de cine para adultos que también labora como dominatrix y Melissa Cheng, de 23.

El sacerdote contrató actrices de cine para adultos

Aunque el incidente ocurrió en septiembre, las autoridades acaban de dar a conocer detalles sobre el arresto de Clark. Según la orden de arresto, Mindy Dixon, de 41 años, es una actriz de cine para adultos que también trabaja como dominatrix, estuvo involucrada en el video, así como Melissa Cheng, de 23.

Dixon y Cheng fueron arrestadas por “actos obscenos [que] ocurrieron en el altar, que es claramente visible desde la calle”.

Antes del incidente, Mindy Dixon publicó en su cuenta de Facebook que se reuniría con una amiga para “profanar la casa de Dios”, según investigaciones de la policía.

Clark fue suspendido por la arquidiócesis un día después de su arresto. La organización no quiso dar detalles sobre las actividades del sacerdote.

El arzobispo Gregory Aymond acudió al templo y llevó a cabo un ritual para restaurar la santidad del altar.