Policías Nacionales involucrados en altercados en un bar del Born de Barcelona

Siete agentes del Cuerpo Nacional de Policía se vieron involucrados en una trifulca este lunes por la noche en un bar del barrio barcelonés del Born, según avanzó RAC1. Desde la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra no han podido confirmar ni desmentir la información, pero La Vanguardia ha averiguado que las personas involucradas en los altercados eran agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Los propietarios del negocio llamaron a la policía autonómica denunciando una agresión y destrozas en el local, informa RAC1, que apunta que los agentes de los Mossos descubrieron al identificar a los involucrados en los altercados que eran agentes fuera de servicio. Este jueves por la mañana, desde el bar no se había presentado ninguna denuncia formal, aunque tenían intención de presentarla.

Según han explicado testigos presenciales a RAC1, los policias causaron problemas en el bar desde que entraron y dos iban muy bebidos. Al parecer, se negaron a pagar las consumiciones y chillaban y molestaban a otros clientes, además de tratar mal a los camareros, que hablaban italiano y habrían sido confundidos con catalanes y les exigían que se les hablará en castellano porque “Barcelona es España”.

Además de negarse a pagar, pidieron una última ronda que desde el bar no quisieron servirles y su reacción fue decirles: “¡Somos la puta ley aquí en Barcelona! ¡Cerráis y abrís cuando decimos nostros!”.

Luca, uno de los camareros, explica que se sintió amenazado. “Me agarraron del cuello y bajó mi compañero que estaba arriba y me ayudó a separarme de él, me amenazaban con taburetes y uno se coló en la barra”, detalla. Uno de los agentes habría destrozado el surtidor de cerveza y habrían roto botellas en el suelo.

Al llegar los Mossos al local, los agentes les llamaron “ratas” y “putos catalanes”, según los testigos y se quejaron de que los camareros les habían robado los móviles, que aparecieron posteriormente en el suelo del local.

De confirmarse estos hechos, los agentes involucrados se enfrentarán a sanciones internas por haber ocultado la trifulca, más allá de la causa judicial. Si son imputados por un delito, se les suspenderá de empleo y sueldo de forma cautelar. Si se trata de una falta por una pelea, según parece que se trata, se pueden tomar otras medidas disciplinarias internas como apartarles del operativo.

Loading...