Portugal vive su jornada más negra con cinco muertos y más de 100 focos activos

Al menos cinco personas han muerto y más de una veintena han resultado heridas en los incendios que afectan al centro y norte de Portugal, donde más de 5.300 bomberos tratan de controlar las llamas.

Dos de las víctimas murieron en el municipio de Penacova, en el distrito de Coimbra, en tanto que una tercera falleció en el término municipal de Sertã, en el distrito de Castelo Branco, según afirman medios locales.

Además, otras dos personas murieron en el municipio de Oliveira do Hospital, también en Coimbra.

Todos los municipios se sitúan en el centro de Portugal, una de las zonas más afectadas, junto con el norte, por la oleada de incendios que recorren el país, donde este domingo se ha registrado el récord de 443 fuegos.

Actualmente se mantienen activos 108 incendios -una treintena de ellos considerados de “importancia elevada”- que combaten más de 5.300 bomberos apoyados por 1.600 vehículos de extinción terrestre y más de 200 militares, según datos de Protección Civil.

Portugal ha pedido ayuda a la Unión Europea para sofocar los incendios

Las autoridades lusas han solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) y Marruecos para apoyar las labores de extinción.

Todos los distritos del país se encuentran en alerta roja por riesgo de incendio, medida que se mantendrá al menos hasta las 20.00 hora local (19.00 GMT) de mañana, lunes.

Las elevadas temperaturas y la escasez de lluvias en las últimas semanas habían llevado a las autoridades a prolongar el periodo crítico de incendios forestales hasta el próximo 31 de octubre.

El fuego más grave de este año se desató el pasado 17 de junio en el término municipal de Pedrógão Grande (en el centro del país), donde murieron 64 personas y más de 250 resultaron heridas.

Loading...