Raquel Gago rompe su silencio y asegura que la condenan sin pruebas

Raquel Gago, la policía local de León condenada por el Tribunal Supremo a 14 años de cárcel por complicidad en el asesinato en mayo de 2014 de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha decidido romper su silencio para denunciar que se la condena “sin pruebas” y explicar que es víctima de la situación política. Precisamente, hoy el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha acordado el ingreso en prisión de Gago.

La agente, que ya pasó nueve meses en prisión preventiva por los hechos, ha concedido una entrevista al diario leonés
La Nueva Crónica
. En ella, se muestra abatida por la condena a 14 años por complicidad y tenencia ilícita de armas que la lleva de cabeza a prisión. Gago, que asegura que ha tratado de confiar en la justicia hasta el ultimo momento, denuncia que se va a la cárcel “sin que exista una sola prueba” que la condene.


Un café que la señala


La policia asegura que la acusación nunca ha podido probar nada y lamenta que su tarea se ha basado en “probar mi inocencia”. Gago señala directamente a la acusación particular y el fiscal que, según ella, han sido los únicos en todo el juicio que han hablado que existía un plan acordado y conjunto entre Montserrat González (condenada a 22 años de cárcel por el asesinato de Carrasco), la hija de esta su hija Trinidad Martínez (condenada a 20) y Gago.

Gago lamenta que a pesar de que desde el primer momento reconoció que había estado tomando un café en casa de Triana, de quien era amiga, esto ha sido usado para condenarla. “Se ha transformado que esos 15 minutos que yo estuve en su casa habíamos trazado un plan”, explica.


¿Duermen por la noche?


La policía local lamenta que lo que la acusación ha llamado “casualidades, para mí son coincidencias”. Gago también tiene palabras para el jurado popular que la ha condenado, se pregunta si “duermen por la noche” y pone a su disposición toda la documentación que deseen para que “puedan comprobar que se equivocaron de pleno”.


Expulsión del cuerpo


Raquel Gago fue encarcelada pocos días después del asesinato de la dirigente del PP por su presunta implicación en los hechos y puesta en libertad provisional el 29 de enero de 2015 bajo fianza de 10.000 euros. Desde entonces el Ayuntamiento de León ha mantenido un expediente de suspensión de funciones vigente hasta el fin del procedimiento judicial, que concluye ahora con el pronunciamiento del Supremo y conllevará su expulsión del cuerpo.

Según la sentencia, la edil socialista Isabel Carrasco fue asesinada el 12 de mayo de 2014 a manos de Montserrat González, que le disparó a bocajarro sobre una pasarela del río Bernesga, en León. González le pidió a su hija Triana minutos después que se deshiciera del arma homicida (que había depositado en un bolso) y ésta dejó el bolso con el arma en el coche de Raquel Gago.

Loading...