Reabren las duchas del parque de bomberos de Manresa afectadas por un brote de legionela

El Parque de Bomberos de Manresa ha vuelto a abrir las duchas de las instalaciones este jueves por la mañana después de que la empresa de mantenimiento realizara este miércoles por la tarde un tratamiento de hipercloración para combatir la legionela. La presencia de la bacteria en el agua sanitaria del parque se detectó este martes durante una inspección rutinaria, motivo por el que se procedió al cierre de las duchas.

Mientras las duchas han estado cerradas, los bomberos se han tenido que trasladar al polideportivo de Sant Fruitós de Bages, muy cerca de las instalaciones de Manresa. Según han informado fuentes de los bomberos, los técnicos de mantenimiento volverán a recoger muestras de agua dentro de quince días para analizarlas de nuevo y acabar de confirmar que no quedan bacterias de legionela.

El brote de legionela en las duchas se produce en el agua sanitaria y, según han informado los Bomberos, en principio no tiene ninguna afectación sobre las vías respiratorias ni supone ningún peligro para la salud de los trabajadores- a diferencia de la legionela en las torres de refrigeración que sí comporta más riesgos-. Este tipo de brotes se produce en duchas o grifos que no se utilizan, por no fluir el agua, de manera que se producen charcos de agua que se acumulan en canales y ello facilita la proliferación de la bacteria.

Loading...