Inicio Sucesos Scooters en espacios públicos para personas con problemas de movilidad, el proyecto...

Scooters en espacios públicos para personas con problemas de movilidad, el proyecto pionero de FUNVIBA: «Cambia la vida»

   MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) –

   Scooters en espacios públicos a disposición de personas con problemas de movilidad. Este es el proyecto pionero en Europa que ha desarrollado recientemente la Fundación Vivir sin Barreras (FUNVIBA), creada en 2020 para «potenciar su «asistencia, integración e inclusión social y laboral» .

   «Hace unos años me diagnosticaron esclerosis múltiple y pasé de correr maratones a caminar con un bastón. Dejaba de ir a sitios y cuando iba al hospital me tenía que acompañar mi mujer», señala el director de la fundación, Alfredo Camacho, en una entrevista con Europa Press.

   En esta línea, explica que, con el objetivo de resolver sus problemas de autonomía, decidió comprarse una scooter eléctrica, una idea que afirma que «podía ser trasladable a muchísimas personas que no son usuarios de sillas de ruedas, sino que simplemente no pueden andar mucho de pie», por lo que comenzó a llevar a cabo la iniciativa. «Nos hemos centrado sobre todo en los hospitales y en los museos, porque es la labor más social», recalca.

   También ha expuesto que se trata de una iniciativa que está previsto que se amplie por todo el territorio nacional. Actualmente, la fundación cuenta con un acuerdo con la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Cultura y Merlin Properties y el proyecto se está desarrollando en Madrid, Valencia y La Coruña, en centros comerciales, hospitales y museos. En junio de 2022 el Hospital Universitario Infanta Cristina, en Madrid, fue el primer centro hospitalario en contar con un scooter eléctrico y, unos meses después, llegó al Museo Thyssen, donde Camacho asegura que están preparando entregar próximamente una segunda tanda.

   Asimismo, Camacho apunta que la fundación se encarga gratuitamente de la cesión y del mantenimiento de estos vehículos eléctricos y de la visibilización del proyecto, «porque no solamente es que existan las scooters, sino que la gente las utilice, porque hay un cierto prejuicio que lo tienen las propias personas que tienen necesidad de utilizarlas». Además, indica que buscan la financiación en empresas privadas que patrocinan las scooters.

   En este sentido, precisa que cualquier persona que desee una scooter en los lugares donde están disponibles únicamente tiene que pedirla a información, donde se la facilitarán. «Son personas que tienen ciertos problemas de movilidad o porque son mayores o porque han tenido un accidente o porque simplemente se ha roto el pie. Son muchas las circunstancias que te pueden derivar a utilizar una scooter para esos espacios», afirma para añadir que «cambia la vida».