Suspendidos dos pilotos por dejar los mandos a un niño en un vuelo comercial

Era una iniciativa bonita e ilusionante, pero se les fue de las manos. Dos pilotos de Air Algerie, la aerolínea nacional de Argelia han sido suspendidos de empleo y sueldo por infringir la normativa de seguridad en vuelo de una manera sorprendente: dejando pilotar un avión a un niño durante un vuelo comercial entre Argel y Setif, ciudad a unos 300 kilómetros al este de la capital.

Algunos empleados de la compañía aérea habían visto con buenos ojos la iniciativa de una asociación de ayuda a niños huérfanos para que pudieran ver por primera vez un avión de verdad e incluso volar en un pequeño viaje de ida y vuelta.

Un pequeño “piloto honorario”

Con toda ilusión, se nombró a uno de los pequeños como “piloto honorario” e incluso se le confeccionó un uniforme a medida, con las características gafas de aviador incluidas para acompañar a los pilotos durante todas las fases del vuelo: desde la preparación de la documentación a la revisión exterior del aparato; un turbohélice ATR-72-500, avión de fabricación franco-italiana, del que Air Algerie tiene 15 unidades dedicadas principalmente a vuelos nacionales, aunque con ellos también vuela a destinos internacionales cercanos como Alicante o Palma.

Acompañado siempre de una cámara de la cadena de televisión local Al Bilad TV, que preparaba un reportaje sobre esta jornada, el pequeño se convirtió en el tercer piloto del vuelo 6212 que despegó con normalidad y con el invitado sentado en el asiento de observador, un transortín situado en el centro de la cabina exactamente entre ambos pilotos, una posición usada generalmente por instructores o inspectores.

Una vez en el aire, el comandante abandonó su asiento para cedérselo al niño que escuchando las instrucciones del primer oficial hizo algunas maniobras sencillas en pleno vuelo, tal y como reconoció posteriormente el copiloto frente al micrófono de la televisión.

Y como cualquier cosa que se trasmite por cualquier medio, ese video llegó enseguida a los responsables de seguridad de la compañía e inmediatamente a la dirección general de Air Algerie que de manera preventiva sacó de la programación de vuelos a ambos pilotos, una medida disciplinaria que ha trascendido en medios de comunicación locales y especializados del sector aunque la compañía no se ha pronunciado oficialmente sobre lo ocurrido. LaVanguardia.com también ha recibido un “no tenemos información sobre este tema” por parte del departamento de comunicación de la aerolínea en Argel.

Tres graves accidentes

Air Algerie nació hace 70 años como la Compagnie Générale de Transports Aériens para unir Argel con diferentes ciudades europeas, sobre todo francesas. Poco después de la independencia de 1962, ya con su nombre actual, la aerolínea pasó a ser propiedad del estado.

Actualmente tiene unos 9.500 empleados, 60 aeronaves y en los últimos años ha tenido tres accidentes graves: en 2003, cuando un 737 se estrelló pocos segundos después de despegar desde Tamanrasset, por un fallo de motor, falleciendo 102 de los 103 ocupantes del aparato. En 2006, un avión Hércules de la compañía, realizando un servicio de carga entre Argelia y Frankfurt cayó cerca de Piacenza, en Italia, falleciendo los tres tripulantes del aparato.

El accidente más grave de su historia fue también el mas reciente: sucedió en verano de 2014, cuando un avión español de la compañía Swiftair realizaba un vuelo para Air Algerie entre Uagagudú, en Burkina Faso y Argel. El MD83 se estrelló en una zona desértica de Mali entre Gao y Tumbuctú, falleciendo los 116 ocupantes del aparato.

Uno de los aviones turbohélice ATR 72 de Air Algerie en vuelo Uno de los aviones turbohélice ATR 72 de Air Algerie en vuelo (Air-Raser)
Loading...