Tordesillas recupera hoy el nombre del Toro de la Vega, pero el festejo no es el mismo

Toro de la Vega

El Ayuntamiento de Tordesillas recupera el nombre de Toro de la Vega para el festejo taurino que se celebra este martes, pero las normas del evento han cambiado desde que la Junta de Castilla y León decretara el pasado año la prohibición de matar al astado.

Al igual que en la celebración del Toro de la Peña, que sustituyó al Toro de la Vega en la edición pasada, la res realizará un recorrido cerrado por el casco urbano, pero no podrá ser alanceado.

Como manda la tradición, el toro será soltado desde un cajón situado junto a la Plaza Mayor de la localidad tras el disparo de cohetes, e iniciará entonces un encierro que le conducirá hasta La Vega del Duero.

La particularidad de la celebración es que el animal ya no puede ser abatido en este último escenario por lanceros a caballo ni por personas a pie que tradicionalmente pugnaban por darle muerte.

El decreto-ley de la Junta que prohíbe la muerte en público de animales en espectáculos taurinos marcó un antes y un después en la villa tordesillana, donde el pasado año se produjeron incidentes entre partidarios y detractores de la muerte del toro.


Loading...