Tres años de prisión por violar a una chica en Figueres que iba “completamente borracha”

La sección tercera de la Audiencia de Girona ha condenado a 3 años de prisión al acusado de violar a una chica en un piso de Figueres el 10 de agosto del 2009 aprovechando que iba “completamente borracha”.

La sentencia concluye que el procesado, Bolívar Ventura, entró en la habitación donde dormía la víctima. Sus amigas la habían llevado al piso en “evidente estado de embriaguez” después de pasar el día bebiendo alcohol.

“Siendo consciente de que la víctima había quedado dormida y, por lo tanto, no estaba en condiciones de dar consentimiento libre a mantener relaciones sexuales, la penetró vaginalmenet”, declara probado la sentencia. La chica no se dio cuenta de la violación hasta horas más tarde, cuando se despertó.

La sentencia concluye que hacia las cuatro de la madrugada del 10 de agosto del 2009 el procesado, Bolívar Ventura, violó a la víctima mientras dormía en un piso de la calle Torres y Bages de Figueres. Según la sentencia, el acusado entró en la habitación donde las amigas de la víctima lo habían dejado después de haber bebido alcohol durante todo el día en locales de Lloret de Mar y de Figueres mismo.

El tribunal resuelve que la víctima iba tan borracha que quedó dormida y no estaba en condiciones de dar consentimiento libremente a mantener relaciones sexuales. “El acusado aprovechó esta circunstancia para penetrarla vaginalmente”, resalta la sentencia. La víctima no se dio cuenta de la violación hasta horas después, cuando se despertó con las braguitas fuera de lugar.

“No podía prestar consentimiento y el acusado era plenamente consciente de que la víctima estaba totalmente borracha”, argumenta la sentencia que añade que la mujer estaba inconsciente o con sus capacidades anuladas como consecuencia de la ingesta de bebidas alcohólicas. “No estaba en situación de oponerse al mantenimiento de relaciones sexuales con el acusado”, concluye la resolución.

Durante el juicio, que se hizo el 9 de noviembre en la Audiencia de Girona, el acusado reconoció haber mantenido relaciones sexuales con la víctima pero aseguró que habían sido consentidas y que, de hecho, ya habían sido amantes tiempos atrás. El tribunal descarta esta versión autoexculpatoria.

De entrada, argumenta, porque el acusado no dio esta versión hasta el día del juicio. Además, también resalta que no resulta “lógico ni verosímil” que la víctima hubiera mantenido relaciones consentidas por, después, “montar el número diciendo que la habían violado”. Y más cuando llamó a su chico por teléfono –que era el nieto de la pareja del procesado– pidiéndole que la fuera a buscar.

“Si hubiera sido consentida, ella lo habría ocultado por las desagradable consecuencias que podía tener en las relaciones familiar”, expone el tribunal. La sentencia recuerda también que los análisis de las muestras de ADN demuestran que el agresor fue Bolívar Ventura.

El acusado se enfrentaba inicialmente a 6 años de prisión por un delito de abuso sexual con penetración. La Audiencia de Girona le impone una condena de 3 años de prisión porque le aplica una circunstancia atenuante muy calificada de dilaciones indebidas teniendo en cuenta que el caso ha tardado siete años y tres meses en llegar a juicio. “El plazo no es razonable por la escasa complejidad de la investigación”, resuelve la sentencia.

El tribunal también prohíbe a Bolívar Ventura acercarse a menos de 200 metros de la víctima y comunicarse con ella durante un periodo de 6 años. En materia de responsabilidad civil, la tendrá que indemnizar con 10.000 euros por los daños morales que ha sufrido. La sentencia no es firme y se puede recurrir al Tribunal Supremo.

Loading...