Tres meses sin Diana Quer y muchas incógnitas por resolver

Hoy se cumplen tres meses desde que Diana Quer
desapareciera sin dejar rastro en A Pobra do Caramiñal, el pueblo de A Coruña donde la chica veraneaba junto a su madre y su hermana pequeña. Fue vista por última vez alrededor de las 2.30 de la madrugada del 22 de agosto camino de su casa, de regreso de las fiestas de esta localidad.

El rastreo de su móvil indica que permaneció activa a través de la aplicación Whatsapp hasta poco antes de las 3 de la madrugada, cuando el terminal deja de emitir señales en las cercanías de un puente de la autovía de Barbanza, que une las localidades de Boiro y Rianxo. Tras dos meses de búsqueda infructuosa de pistas, el pasado 27 de octubre apareció el móvil en esa zona. Lo encontró un mariscador bajo el muelle de Taragoña, a unos 20 kilómetros de A Pobra do Caramiñal.

Hasta aquí las certezas. El resto son indicios, hipótesis y elucubraciones, ya que el caso se mantiene bajo secreto de sumario. Aunque han pasado tres semanas y media desde que se recuperó el iPhone 6 blanco de Diana Quer, los investigadores siguen sin haber recabado “datos exactos” del terminal, según reveló ayer el delegado del gobierno en Galicia. O al menos eso es lo que dicen de manera oficial.

 

Una vecina muestra la zona donde se encontró el móvil de Diana Quer, EFE/Lavandeira Jr
Una vecina muestra la zona donde se encontró el móvil de Diana Quer, EFE/Lavandeira Jr

En las últimas semanas, algunos medios han asegurado que la policía ha estrechado el cerco sobre el coche en el que presuntamente se subió Diana Quer, de manera voluntaria o forzada, después de volver de las fiestas de su pueblo. Es un hipótesis plausible que su móvil se arrojara al mar desde un coche en marcha que atravesaba el mencionado puente de la autovía AG-11, pero no se tiene la certeza que así sea. No se tienen imágenes nítidas de las cámaras de tráfico que puedan ayudar a descifrar las matrículas de los coches sospechosos.

Aunque no hay testigos que afirmen haber visto que Diana Quer fuese introducida por la fuerza en un vehículo, sí han salido a la luz algunos testimonios que creen haber visto a una chica muy parecida a Diana Quer en el puerto de Taragoña alrededor de las 3 de la madrugada acompañada de tres hombres. Estas personas, al menos dos, declararon a los agentes que posteriormente esta chica se subió a una furgoneta que conducía un hombre con “mala pinta”. Los investigadores trabajan con otros muchos indicios aportados por otras personas, algunos de los cuales ya se han descartado.

Tampoco se ha determinado si Diana se comunicó a través de la aplicación de mensajería con otras personas más tarde de la 02.45 horas, cuando envió un mensaje a un amigo en el que le explicaba que una persona de etnia gitana le estaba importunando por la calle. Es posible que los investigadores puedan extraer mensajes emitidos al móvil de Diana posteriormente, pero difícilmente resultarán relevantes para las pesquisas. Lo más probable es que los enviasen amigos y familiares interesándose por su situación.

A la espera de lo que revele el análisis del móvil de Diana Quer, casi todo siguen siendo incógnitas en este enigmático caso. 90 días después de su desaparición, el caso sigue rodeado de un halo de misterio.

 

Loading...