Un joven de 25 años muere ahogado mientras practicaba barranquismo en Huesca

Un joven de 25 años y vecino de Barbastro (Huesca) ha muerto ahogado en el Pirineo aragonés mientras practicaba barranquismo. Es el quinto montañero que ha perdido la vida en Aragón en tan solo veinte días.

El cuerpo sin vida del barranquista fue rescatado por agentes de los equipos de rescate de montaña de la Guardia Civil. El joven se accidentó cuando descendía por el cauce del barranco Ordiceto, en el término municipal de Bielsa. El otro barranquista que le acompañaba dio la voz de alarma a los equipos de rescate: su compañero había quedado atrapado en un sifón del barranco y no pudo sacarlo de allí, pese a los desesperados intentos por mantenerlo con vida.

Hasta el lugar se desplazaron agentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil de Boltaña (Huesca), apoyados por un helicóptero de la Benemérita. Se encontraron sumergido en el agua el cuerpo sin vida de este joven vecino de Barbastro. El joven había quedado enganchado a las cuerdas con las que realizaba el descenso del barranco. Tras ser liberado, el cuerpo fue izado por el helicóptero y trasladado hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

El dispositivo de rescate se activó minutos antes de las 15.00 horas de este jueves y concluyó a las 20.00 horas, según han informado fuentes de la Guardia Civil.