Inicio Sucesos Un «okupa» de origen cubano conduce un coche de 50.000 euros y...

Un «okupa» de origen cubano conduce un coche de 50.000 euros y vive en una mansión de 300 metros cuadrados en Marbella

Los dueños de la mansión en la que vive el okupa llegaron a ofrecerle 20.000 euros para que se fuera. Sin embargo, este los rechazó y disfruta de una vida de lujo, cuenta Equipo de Investigación de laSexta.

Los propietarios de una impresionante vivienda de Marbella llegaron a ofrecer 20.000 euros a un ‘okupa de lujo’ para que se fuera de su casa. Sin embargo, este los rechazó, y sigue disfrutando de una mansión de 300 metros cuadrados. Equipo de Investigación le sigue los pasos y comprueba que conduce un coche valorado en 50.000 euros. Además, es testigo de cómo el hombre coge agua de una fuente pública, ya que, posiblemente, el suministro de la vivienda esté cortado.

El okupa asegura que pagó “un año de alquiler por adelantado a una inmobiliaria”. Sin embargo, la agencia inmobiliaria que supuestamente hizo el contrato de arrendamiento niega que esa vivienda esté alquilada a nombre de Joel Contreras.

Hellen Agnes, la propietaria de la impresionante mansión, relata el infierno que está viviendo desde que este hombre okupara su casa el 14 de marzo de 2020, día en el que se decretó el estado de alarma. “Esa persona conduce un coche bastante más bonito que el mío”, expresa, tras lo que manifiesta las “ganas de llorar, el asco, la frustración y la rabia” que siente. “Tengo una hipoteca que no puedo pagar y he tenido que hablar con los colegios de mis hijos porque no puedo pagarlos”, lamenta Hellen. En este vídeo, su testimonio al completo.

Además, laSexta consigue hablar con otro ‘okupa de lujo’ de la zona, quien tiene un vehículo de alta gama. El hombre asegura que le “regalaron” el vehículo, y al preguntarle sobre su trabajo, responde que vive “de la gracia de Dios”. Y al contarle que la Policía afirma que la casa en la que vive se encuentra es okupada, el hombre reacciona pidiendo a los reporteros que les digan a los agentes que “no digan mentiras y no busquen problemas”.

Publicidad