Un policía nacional se fractura la tibia y el peroné al tratar de parar la entrada salvaje de ilegales en Ceuta

Un policía nacional resultó herido ayer con fractura de tibia y peroné durante la entrada a la carrera protagonizado por cerca de trescientos ilegales de los que 186 lograron su objetivo de alcanzar la ciudad autónoma de Ceuta procedentes de Marruecos.

Según informó la Policía Nacional, el agente fue arrollado por los inmigrantes en su intento de contener la entrada y sufrió una caída en la que se fracturó la tibia y el peroné. Un vídeo filtrado horas después refleja que el agente intentó zancadillear a uno de los inmigrantes para tratar de evitar su paso.

El agente fue atendido en primera instancia por una ambulancia del 061 desplazada hasta la frontera del Tarajal, para posteriormente, una vez rectificada y entablillada la fractura, trasladarlo hasta el Hospital Universitario de Ceuta, donde ha quedado ingresado.

Según fuentes del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), el agente pasará este martes por el quirófano para ser operado de esta fractura ya que la misma necesita la colocación de unos clavos. Finalmente, desde la Jefatura Superior de Policía se ha destacado que el agente herido lleva tiempo destinado en el paso fronterizo y estaba dedicado al control de documentación de vehículos y pasajeros.

“Fallo en el control”

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha achacado a un «fallo en los procedimientos de control» la avalancha de ayer. En una rueda de prensa, ha avanzado que se está revisando qué es lo que ha podido pasar para que «de manera sorpresiva estos subsaharianos no hayan sido detectados a tiempo, y hayan conseguido acceder irregularmente a territorio nacional».

Cucurull ha reconocido que «en principio la información apuntaba a que podía producirse un asalto masivo por la zona de Finca Berrocal, y era donde estaba desplegada la Guardia Civil, y todavía no se sabe por qué se ha producido esa entrada masiva a través del Tarajal». El representante del Gobierno en la ciudad autónoma ha resaltado que cuando se ha detectado el asalto, prácticamente los inmigrantes ya estaban llegando a la frontera y, pese a intentar cerrar las puertas del paso fronterizo, «la actitud violenta» de los inmigrantes lo ha impedido y «han arrollado a los agentes».

La mayoría de los ilegales que han logrado acceder a la ciudad, todos varones, son de Guinea Conakry y entre ellos hay dos menores. El delegado también ha informado de que cinco inmigrantes han sido atendidos en el Hospital Universitario de heridas de diversa consideración, en su mayoría contusiones, excepto uno que presentaba una fractura en la muñeca a causa de una caída

Loading...