Una adolescente entierra a su bebé recién nacido en el patio de casa

Una adolescente
enterró viva a su hija
recién
nacida en un pozo en la localidad bonaerense de Rafael
Castillo (La Matanza). La pequeña fue finalmente rescatada tras una denuncia realizada por una vecina, que escuchó el llanto y llamó a la policía. La chica de 15 años, cuyos padres desconocían que estaba embarazada, también permanece internada en el Hospital de Niños de San Justo, donde fue trasladada la niña. En el parte médico reza que la niña, que pesa tres kilos, está estable y con respiración asistida.

El hecho se registró en la calle Dante Alighieri 1000 de Rafael Castillo, donde una vecina escuchó el llanto de un bebé a través del muro de su vivienda y llamó al número de emergencias, 911. Los efectivos, cuando llegaron a la vivienda, comprobaron que la niña estaba enterrada viva en un pozo de unos diez centímetros de profundidad, tapado con chapas.

La madre la había enterrado en un pozo de diez centímetros de profundidad que había tapado con chapas

Asimismo, detectaron que la madre era una adolescente, cuyos padres dijeron desconocer que estaba embarazada y no se encontraban en la vivienda en el momento del parto.

En el hecho intervino la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil, del Departamento Judicial de La Matanza, que dispuso medidas de seguridad para la adolescente, que permanece internada.

La vecina que llamó a la policía tras escuchar el llanto de la niña dijo en declaraciones al canal Todo Noticias (TN) que puso “el oído contra la pared, porque el llanto era más tenue”. “Llamé al 911. La patrulla llegó enseguida”.

La mujer, que se identificó como Luisa, sostuvo que a las ocho y cuarto escuchó el grito de ella, “que estaba dando a luz, y después el llanto del bebé”.

Una vecina, que escuchó cómo la joven dio a luz, fue la que avisó a la policía

“El bebé lloró un rato y después no lo escuché más, no escuchaba tampoco a ningún adulto”, expresó la mujer.”Estuve una hora sin saber qué hacer, porque no escuchaba adultos y pensé que lo habían abandonado”, dijo.

La mujer explicó que le pidió “a un chico que vino a arreglar la luz” que subiese al muro para echar un vistazo. “Me dijo que no había nada, sólo una chapa. Y yo escuchaba los llantos más apaciguados, así que pensé que lo abandonaron y llamé al 911”, afirmó.

La vecina relató que cuando los policías llegaron a la vivienda “no encontraban nada”. “El bebé estaba en un pozo, tapado con chapas. La chica le dijo a la policía que era de ella”, sostuvo la mujer en alusión a la adolescente que dio a luz la niña.

Loading...