Una australiana llamó al 911 para informar acerca de un posible robo y terminó muerta por disparo de un policía en Minneapolis

Justine Damond o Justine Ruszczyk en una foto tomada en 2015.

Justine Damond o Justine Ruszczyk en una foto tomada en 2015.

Una maestra de yoga y meditación que vivía en Minneapolis fue muerta a tiros por la policía el sábado por la noche después de llamar al 911 para informar acerca de un posible asalto en un callejón situado detrás de su casa.

La mujer fue identificada como Justine Damond (nombre de nacimiento Justine Ruszczyk), autraliana de 40 años de edad. Según informes, estudió para veterinaria en Sydney antes de mudarse a Minneapolis para estar con su prometido, Don Damond. La pareja planeaba casarse el mes que viene, pero Justine Damond ya había tomado el apellido de su prometido.

La llamada de ayuda de la mujer fue realizada poco antes de las 11:30 pm del sábado pasado. Según un comunicado de prensa del Departamento de Seguridad Pública de Minnesota, el caso está bajo investigación.

“Dos agentes de policía de Minneapolis respondieron a una llamada al 911 sobre un posible asalto jal norte del 5100 de Washburn Avenue South”, dice el comunicado. “Un oficial disparó su arma, hiriendo fatalmente a una mujer”, agrega.

Lo que hace más confuso este caso es que, según las autoridades, “las cámaras de los oficiales no estaban encendidas en el momento de los disparos”, por lo que los investigadores “están tratando de determinar si existe algún video” del incidente”.

Las autoridades no ofrecieron otros detalles sobre por qué se produjo el tiroteo.

La Oficina del Forense del Condado de Hennepin realizará una autopsia de la mujer fallecida para revelar la causa de su muerte.

La investigación del Departamento de Seguridad Pública del estado “está en su fase inicial” y aseguran que toda la información estará disponible cuando se lleven a cabo las entrevistas a los responsables del incidente y los testigos.

La alcaldesa de Minneapolis, Betsy Hodges, dijo a la agencia Reuters que estaba “afectada y profundamente perturbada” por este suceso luego de que cientos de personas salieran a las calles para condenar la muerte de Justine.

“Tengo muchas preguntas y espero que sean contestadas en los próximos días”, dijo Hodges en conferencia de prensa.

Justine Ruszczyk era dueña de una pequeña compañía que daba clases de meditación y yoga en Minneapolis, según su sitio web personal.

Zach Damond, hijo del prometido de Justine, dijo al periódico local Minneapolis Star Tribune que ella llamó a la policía al escuchar ruidos provenientes del callejón”.

“Mi mamá (como el joven llamaba a la futura esposa de su papá) está muerta porque un policía le disparó por razones desconocidas”, dijo al periódico y agregó: “Exijo respuestas”.

Los dos oficiales que respondieron a la llamada del 911 están de baja administrativa por el momento, dijo el periódico local citando a la policía.

Loading...