Una disputa en el ‘Call of Duty’ acaba con un hombre abatido por la policía

Una disputa en el popular videojuegoCall of Duty’ ha acabado de manera trágica. Un joven emitió una llamada falsa al servicio de emergencias para vengarse de su competidor, pero el juego terminó con un hombre inocente abatido por la policía en la puerta de su casa.

La policía de Los Ángeles ya ha arrestado al hombre que sospecha que realizó una llamada de emergencia que acabó con un agente de policía SWAT matando a tiros a un hombre en la puerta de su casa en Kansas.

El subjefe de policía de Wichita, Troy Livingston, ha explicado que el detenido habría llamado al 911 con una historia falsa sobre un tiroteo y secuestro para atraer a un equipo SWAT a la dirección de la víctima. Las autoridades no han revelado el nombre del hombre que fue asesinado el jueves, pero sus familiares lo identificaron como Andrew Finch, de 28 años.

Tyler Barriss, de 25 años, es sospechoso de realizar esa llamada y fue arrestado en Los Angeles el viernes, de acuerdo con el Departamento de Policía de Los Ángeles y el Departamento de Policía de Wichita. El oficial Paul Cruz, portavoz de la policía de Wichita, dijo que los dos departamentos de policía de la ciudad están trabajando con el FBI en el caso, pero no proporcionó más detalles, incluidos posibles cargos o extradición.

El hombre dijo que había disparado a su padre y que tenía retenidos a su madre y hermano

En el audio de la llamada al 911, reproducido por la policía de Wichita en una conferencia de prensa el viernes, un hombre dijo que le disparó a su padre en la cabeza y que estaba reteniendo a su madre y un hermano a punta de pistola. La persona que llamó, hablando con relativa calma, también dijo que vertió gasolina dentro de la casa “y que podría prenderle fuego”.

Posteriormente, los oficiales rodearon la casa de la dirección que la persona que llamó proporcionó y se preparó para una situación de rehenes. Cuando Finch fue hacia la puerta, la policía le dijo que levantara las manos y se moviera lentamente.

Pero Livingston dijo que el hombre movió una mano hacia su cintura, lugar común donde las armas están ocultas. Un oficial, temiendo que el hombre buscara un arma, disparó un solo tiro. Finch murió unos minutos después en un hospital. Livingston dijo que Finch estaba desarmado. El oficial, un veterano que llevaba siete años del departamento, está de baja con sueldo pendiente de la investigación. Lisa Finch dijo el viernes a la prensa que “el policía asesinó a mi hijo por un informe falso”.

El policía asesinó a mi hijo por un informe falso

Lisa Finch

Madre del joven abatido

Dexerto, un servicio de noticias en línea enfocado en juegos, informó que la serie de eventos comenzó con una discusión en línea sobre una apuesta de 1 o 2 dólares en un juego llamado ‘Call of Duty’. Livingston dijo que los investigadores estaban rastreando pistas en línea, y un oficial de la ley que confirmó antes el arresto de Barriss dijo que el tiroteo se originó en una disputa sobre ‘Call of Duty’.

Segón ha explicado un funcionario anónimo, Barriss creía que una persona involucrada en la disputa vivía en la dirección, pero que los investigadores no creían que Finch fuera el objetivo. La madre de Finch dijo que su hijo no era un jugador. El funcionario dijo que no estaba claro si Barriss estaba involucrado en la disputa o si había sido reclutado para hacer la llamada falsa.

Los registros de la corte muestran que Barriss fue condenado en 2016 por dos cargos de hacer un aviso de bomba falsa a una estación de televisión en Glendale, California, y enviado a la cárcel del condado de Los Angeles durante dos años. Los registros de la cárcel muestran que fue liberado en enero.

El arrestado estuvo en prisión por una amenaza de bomba falsa en 2016

El FBI estima que aproximadamente 400 casos de llamadas falsas se producen anualmente, y algunos usan la suplantación de identificación de llamadas para disfrazar su número. Un supervisor del FBI en Kansas City, Missouri, que cubre todo Kansas, dijo que la agencia se unió a la investigación a pedido de la policía local.

En otros casos similares, tres familias en Florida en enero tuvieron que evacuar sus hogares después de que un detective recibiera un correo electrónico anónimo en el que se afirmaba que se habían colocado bombas en la dirección.

Loading...