Una gran tromba de agua provoca inundaciones en Bizkaia

Las intensas lluvias que asolaron este jueves Bizkaia obligaron a los bomberos a intervenir en distintos puntos de la provincia. Uno de los más afectados por las trombas de agua fue la BI635 entre Gernika y Muxika donde numerosos coches quedaron atrapados en las balsas de agua creadas por las inundaciones.

Las lluvias, que dejaron 25 litros por metros cuadrado en apenas una hora en Muxika, provocaron el desbordamiento del río Oka, dando lugar a profundas balsas de agua que fueron una trampa para los coches. Los bomberos tuvieron que actuar de urgencia para rescatar a conductores y pasajeros que quedaron atrapados en ellos, que en muchos casos tuvieron que salir a través de las ventanillas.

Las lluvias dejaron 25 litros por metros cuadrado en apenas una hora

Bizkaia fue el territorio vasco más afectado por las lluvias e inundaciones que tuvieron lugar a lo largo de este jueves, una situación por la que el Gobierno vasco activó la fase de emergencia del Plan de Especial de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones. Seguridad ya ha desactivado la fase ‘0’ de emergencias después de que las lluvias hayan remitido a lo largo de la noche normalizándose la situación.

Los organismos municipales y vecinos valorarán a lo largo de este viernes los daños ocasionados por las inundaciones, que en el municipio de Muxika se estiman ya en un millón de euros. La localidad vizcaína se ha despertado convertida en un lodazal y, desde el punto de la mañana, los vecinos se afanan en limpiar los estragos de la crecida de agua. En Gernika, los destrozos provocados por el temporal ascienden a 500.000 euros. No se han registrado daños personales.

Vecinos y trabajadores de la localidad vizcaína de Muxika limpian los destrozos provocados por la crecida del río Oka esta pasada noche, tras una jornada de intensa lluvia
Vecinos y trabajadores de la localidad vizcaína de Muxika limpian los destrozos provocados por la crecida del río Oka esta pasada noche, tras una jornada de intensa lluvia (Miguel Toña / EFE)

Loading...