Una modelo colombiana se lía a golpes con su suegra en plena calle

Publicado 21/09/2017 19:52:53CET

   BOGOTÁ, 21 Sep. (Notimérica) –

   Este jueves se ha producido un hecho insólito en Medellín (Colombia) cuando una modelo colombiana y su suegra se liaron a golpes en plena calle.

   Se trata de la modelo Sara Victoria Sierra, quien denunció ante las autoridades que su suegra le propinó una brutal paliza en un nuevo caso de intolerancia.

   Los hechos se produjeron en una calle del barrio Belén. Sierra, una estudiante de diseño de modas, modelo y con intenciones de ser Señorita Antioquia, realizó la denuncia y aseguró que esta no fue la primera vez en que ha sido víctima de las agresiones verbales y físicas de la madre de su novio, con quien ya lleva dos años de relación, según informó el ‘El Colombiano’.

   “Ella me agarró por detrás, me arrastró por la calle, me pegó patadas. Yo no le respondí los golpes porque la violencia no va conmigo, pero estoy muy afectada física y emocionalmente. Ya no me siento segura de salir a la calle”, asegura Sierra.

Con la frente en alto, como víctima de un acto vil y violentamente agresivo, con una nueva perspectiva sobre la realidad cultural de nuestra sociedad: ésta es una declaración sobre, y un apoyo incondicional con, todas las víctimas de los actos violentos. Como es de conocimiento público, más de lo que me gustaría en realidad, el pasado fin de semana fui víctima de una agresión física por parte de una mujer en la ciudad de Medellín. El motivo de dicha violación a mis derechos es privada, y tampoco es de mi interés generar más polémica sobre el asunto; pero si les aseguro que nunca hubo motivo. Es más, ¡no hay motivo para violentar a nadie! ¡Bajo ninguna circunstancia la violencia debe ser la solución! El respeto es la piedra angular de toda relación, es el hilo conductor que efervesce la ética, es lo que nos hace humanos. Sin respeto no hay nada, sin respeto no se vive, sin respeto no somos humanos y ya ¡no lo tolero más!, lástima que tuve que vivir esta situación para tomar conciencia de la violencia que se presenta constantemente en nuestra sociedad. ¿Cómo es que durante la visita del Papa Francisco todos nos erigimos como un pueblo que cree en la Paz, pero simultáneamente estamos apoyando, riendo o disfrutando de un video con tal nivel de violencia? Y si, cualquiera puede comentar, somos un país donde el libre albedrío es un derecho, pero hay una muy clara diferencia entre ser crítico y ser criticón: el crítico asume una opinión cuya finalidad moral es avanzar en el pensamiento, el criticón habla sin peso argumentativo con fines bélicos. Es por esto que profeso ante todos: por favor seamos solidarios con aquellas víctimas de actos agresivos. Y no sólo mujeres, sino hombres, animales, plantas, la tierra, entre otras. La agresión no es la solución. Las heridas que más me duelen en este momento no son las físicas, es el daño emocional el que no me deja dormir. Rezo ante Dios que a nadie le suceda lo que me aconteció a mi* ¡NUNCA! ??????

Una publicación compartida de SARA VICTORIA (@saravictoria__) el

   Según algunas informaciones, la suegra y la modelo tenían una buena relación hasta que la pareja realizó un viaje a solas, todo cambió. “Ella se volvió muy soez, me mandaba mensajes insultándome y se volvió una persona con resentimiento hacia mi por lo económico”, indicó la modelo.

   


Loading...