Una operación contra el tráfico de droga procedente de Pakistán y Afganistán se salda con 18 detenciones

Una operación conjunta entre Mossos d’Esquadra y Policía Nacional se ha saldado con 18 personas detenidas acusadas de delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. El grupo, compuesto por varias células, fue desmantelado a principios de febrero y se dedicaba a introducir en Barcelona cocaína y heroína procedente de Pakistán y Afganistán a través de pasadores y mulas.

Antes de llegar a la capital catalana, la droga hacía escala en Dubai o Doha, capital de Qatar. Una vez en su destino final, se distribuía a nivel local o se transportaba hasta países, como Italia y Reino Unido. Los arrestos y entradas domiciliarias han tenido lugar en diversas poblaciones: Badalona, Santa Perpètua de la Moguda, Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Sant Boi de Llobregat. De las 18 personas arrestadas, 13 han ingresado en la cárcel y el resto ha quedado en libertad con cargos.

Durante la investigación se intervinieron cuatro quilos de cocaína; cinco, de heroína; y más de diez de sustancias adulterantes y de corte. Además, los agentes también confiscaron por lo menos 18.000 euros en efectivo y procedieron a bloquear diversas cuentas bancarias así como activos patrimoniales, cuyo valor se calcula que puede ascender a 18.000 euros.

El cabecilla del grupo es un paquistaní con pasaporte portugués que se trasladaba frecuentemente a Barcelona para reunirse con dos de sus lugartenientes. En estos viajes el capitoste utilizaba una fundación de ayuda a ciudadanos de origen paquistaní establecidos en Catalunya desde donde procuraba ocultarse para llevar a cabo sus actividades ilícitas. Por su parte, las dos personas de confianza del líder de la banda dirigían de manera autónoma cada una de las dos ramas de la organización, una de las cuales tenía su propio proveedor de cocaína.

Primeras pesquisas

La investigación tiene su origen en otra operación policial que se desarrolló en 2015 en la cual se consiguió desarticular una banda dedicada al tráfico de drogas a nivel internacional. En aquella ocasión, los agentes acreditaron que el grupo estaba liderado por hombres de nacionalidad paquistaní que introducían importantes cantidades de heroína en España a través de Praga y Grecia. En total se detuvieron 35 personas, 25 de las cuales ingresaron en la cárcel.

Esta operación comportó el inicio de una nueva investigación a principios de 2016 tutelada y dirigida por el Juzgado de instrucción número 1 de Badalona. La investigación policial continua abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Loading...