Una operación policial destapa un fraude de 400.000 y culmina con 110 detenidos

Un entramado de empresas ficticias que habrían defraudado más de 400.000 euros a la Seguridad Social en la provincia de Sevilla ha sido destapado por la Policía Nacional, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y la Seguridad Social. En la operación han sido detenidas 110 personas hasta el momento.

La operación policial imputa a los detenidos los delitos de falsedad documental y contra la Seguridad Social, y no se descartan nuevas detenciones, según ha informado la Policía en un comunicado. La investigación comenzó con un informe realizado por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social remitido a la Policía en el que comunicaban supuestas irregularidades detectadas en torno a tres empresas.

Estas tres empresas presentaban un nexo común: la persona que ejercía como administrador único

Una de ellas se dedicaba a la compraventa e intermediación de toda clase de fincas rústicas y urbanas; y las otras dos, a la construcción, instalaciones y mantenimiento, comercio al mayor y al por menor y distribución comercial.

Estas tres empresas presentaban un nexo común: la persona que ejercía como administrador único de cada una de ellas, de nacionalidad española y con domicilio en la capital hispalense. Entre las primeras gestiones llevadas a cabo por los agentes se pudo confirmar que las tres empresas eran totalmente ficticias, que no habían ejercido actividad laboral y que habían sido utilizadas de forma instrumental para cometer un fraude continuado a la Seguridad Social.

Se beneficiaban de prestaciones indebidas

Las siguientes diligencias arrojaron que la persona nexo de unión entre estas tres empresas -el administrador único- era la cabeza visible de la trama, y que existían al menos tres personas más que ocupaban un puesto en la cúspide de la organización.

Estas tres empresas ficticias habían sido construidas y utilizadas de forma instrumental para realizar falsos contratos de trabajo. A cambio de fingir una relación laboral, ofrecían a terceras personas contraprestaciones económicas, así estos se beneficiaban de prestaciones indebidas por desempleo, prestaciones por incapacidades temporales, beneficios penitenciarios o trámites en las oficinas de extranjeros con el fin de conseguir un permiso para residir legalmente en España.

Varios empresarios se aprovechaban de estas empresas para no hacer frente a los gastos de los seguros sociales

También se utilizaban las empresas ficticias para dar de alta a trabajadores, de forma que varios empresarios se aprovechaban de ellas para dar de alta a empleados que realmente iban a trabajar en empresas legalmente establecidas y así no hacer frente a los gastos de los seguros sociales de los mismos.

El operativo policial tendente a la localización y detención de los investigados se inició el pasado 30 de agosto, finalizó el 2 de diciembre y se desarrolló en Sevilla capital y en distintos puntos de la provincia, principalmente en la localidad de Carmona. Las detenciones ascendieron hasta un total de 110 personas, permaneciendo la investigación policial abierta hasta la localización y detención del resto de implicados

Loading...