Unos cazadores se disparan entre ellos por error y culpan a unos inmigrantes ilegales

Dos cazadores tuvieron un accidente en un rancho de Texas cercano a la frontera de México. Resultaron heridos por arma de fuego y cuando llegaron las autoridades para ver qué había pasado culparon de ello a un grupo de inmigrantes indocumentados que había por la zona. La realidad fue otra: se dispararon entre ellos por error.

El suceso tuvo lugar el pasado 6 de enero. En su versión inicial dijeron que un grupo de personas que estaba cruzando la frontera de forma ilegal disparó contra el grupo de cazadores. Walker Daugherty y Edwin Roberts acabaron sangrando, mientras su compañero Michael Bryant resultó ileso.

El tiroteo por parte de mexicanos servía para justificar el muro que quiere construir Trump

Se montaron toda una película que se hizo viral en medios de comunicación de extrema derecha y partidarios del presidente Donald Trump. Un tiroteo así serviría como excusa para justificar el muro en la frontera con México que quiere construir el presidente de Estados Unidos.

Los cazadores dijeron que también les habían intentado robar el vehículo y llegaron a pedir dinero en la plataforma GoFundMe para cubrir los gastos médicos y recaudaron unos 20.000 dólares.

Sin embargo la investigación policial ha puesto fin a esta historia ficticia. Los cazadores se habían disparado por error entre ellos. Daugherty hirió a Roberts y Bryant disparó a Daugherty. Los detectives concluyen que no hubo ningún grupo de ilegales pasando por el rancho aquel día. Ahora los dos que dispararon han sido acusados de un delito grave de tercer grado y podrían enfrentarse a una pena de 5 años de prisión.

Loading...