Unos policías salvan la vida de un bebé que estaba a punto de asfixiarse

Agentes de la Policía Nacional de Málaga han salvado la vida de un bebé de once meses que se asfixiaba, se encontraba convulsionando y no respondía a ningún estímulo, después de que la madre pidiera auxilio en las inmediaciones de la comisaría de Distrito Norte.

Los hechos ocurrieron el pasado día 20 de abril sobre las 16.00 horas cuando agentes de la Policía Nacional acudieron en auxilio de una mujer que pedía ayuda desde un vehículo que se encontraba mal estacionado y con las luces de emergencia. En el vehículo, además de dicha mujer, también se encontraba su madre –ambas en estado de shock– y un menor que estaba convulsionando y con fiebre alta.

La madre y otra mujer se encontraban en estado de shock

Los policías que acudieron al lugar observaron al bebé convulsionando y que no reaccionaba a ningún estímulo, tenía la mirada perdida y presentaba síntomas de asfixia.

Un médico muestra los primeros auxilios para salvar a un bebé de la asfixia Un médico muestra los primeros auxilios para salvar a un bebé de la asfixia (KatarzynaBialasiewicz / Getty Images/iStockphoto)

Inmediatamente comenzaron a realizarle maniobras de reanimación colocando al crío en posición lateral de seguridad momento en el que comenzó a reaccionar expulsando mediante vómito mucosidades para seguidamente ir recuperando poco a poco la respiración, según han explicado desde la Policía Nacional a través de un comunicado.

Debido a la gravedad de la situación los agentes trasladaron al menor y a su madre a un centro hospitalario donde quedó ingresado hasta su recuperación.

Los agentes colocaron al bebé en posición lateral de seguridad y éste reaccionó vomitando

Loading...