Víctor Barrio, el último torero muerto en la plaza

El joven torero segoviano Víctor Barrio, de 29 años, fallecía ayer sábado por la tarde en la plaza de Teruel a causa de una brutal cornada en el pecho que le infirió el tercer toro de la tarde. “Lorenzo”, de 529 kilos y de la ganadería aragonesa de Los Maños, salió con fiereza. Pasadas las ocho de la tarde, el animal truncó la vida de este joven ilusionado. Una cornada seca, un derrote asesino en el suelo, y el torero quedaba tendido en la arena.Barrio murió en la enfermería de la plaza, que había quedado en silencio.

Víctor se convierte en el primer matador de toros fallecido en un ruedo español en este siglo. Su imagen camino de la enfermería de Teruel, con los ojos en blanco, recordaba las imágenes de la muerte de José Cubero ‘Yiyo’ en el ruedo de Colmenar Viejo, aquel trágico 30 de agosto de 1985.

En los últimos cien años un total de 134 profesionales del toro, 33 de ellos matadores, han muerto como consecuencia de las heridas sufridas mientras toreaban en plazas, fincas o tentaderos. Repasamos los más conocidos en orden cronológico:

José Mata

El 25 de julio de 1971 toreaba en compañía de Francisco Ceballos y de Antonio Millán Díaz “Carnicerito de Úbeda” en la Plaza de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). Al entrar a matar al toro “Cascabel” de la dehesa de Luis Frías Piqueras, el toro le infligió una seria cornada en el muslo derecho, ocasionándole rotura de los vasos femorales. Murió dos días después.

José Falcón

El 11 de agosto de 1974, el portugués José Falcón era herido mortalmente por “Cuchareto” , un toro de la divisa de Hoyo de la Gitana. El diestro, que había contraído matrimonio el invierno anterior, no llegó a ver nacer a su hija y, con su sangre, engrandenció aún más la Fiesta no sólo en la Monumental catalana, sino en todo el orbe taurino.

Antonio Mejías Jiménez

Antonio Mejías Jiménez –Bienvenida en los carteles– llevaba un año justo retirado definitivamente de la profesión cuando el 4 de octubre de 1975 fue cogido por la vaquilla “Conocida”, en la finca madrileña de El Escorial, propiedad de la ganadera Amelia Pérez Tabernero. El torero quedó sumido en un coma profundo y acabó falleciendo tres días después, el 7 de octubre.

Francisco Rivera “Paquirri”

El 26 de septiembre de 1984, “Paquirri” moría por una cornada recibida del toro llamado Avispado, de la ganadería de Sayalero y Bandrés. La cornada le rompió las venas ilíaca, safena y la arteria femoral. La tragedia tuvo lugar en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba). El diestro formaba parte de una de las generaciones más brillantes que ha tenido la fiesta brava española.


José Cubero “Yiyo”

Menos de un año después de la trágica muerte de “Paquirri”, José Cubero “Yiyo”, de tan solo 21 años, murió toreando en la plaza de Colmenar Viejo (Madrid) al ser alcanzado en el corazón por el toro “Burlero”. Era el 30 de agosto de 1985.

Por otra parte, los banderilleros Manolo Montoliú y Ramón Soto Vargas murieron en 1992 en La Maestranza sevillana.

Loading...