“Yo no quiero vivir más”: el conmovedor relato de una niña víctima de acoso escolar

“Me quise matar con pastillas”, dice entre llantos y mucha angustia una pequeña de nueve años. Se lo cuenta a su madre, que sostiene el móvil para grabarla. No es una charla íntima. La madre, resignada por no encontrar respuestas en ningún lado, elige la red social Facebook para que el caso llegue a cada rincón de la ciudad de Santa Fe, y luego, tenga un impacto nacional, como lo está teniendo. Como consecuencia del
bullying
, la niña decidió quitarse la vida. Su infancia, lejos de representar una de las etapas más felices, se convirtió en un calvario.

Esta mañana, el director de la Regional IV del Ministerio de Educación de la provincia, Juan Cruz Jiménez, dijo que “no vamos a confrontar si la escuela no reaccionó a tiempo, vamos a hacer lo que tenemos que hacer en la vía disciplinaria”.

La menor cursa el cuarto grado de la escuela Esperanza Solidaria, en el norte de la ciudad, y hace unos días tomó 10 pastillas de clonazepam para intentar suicidarse. Cuando su madre regresó de su trabajo, notó una conducta extraña en su hija, que estaba en su casa junto a sus dos hermanas mayores, con un comportamiento exaltado. La llevó al hospital Mira y López, donde le realizaron un lavado de estómago y quedó internada.

Ya de vuelta en su casa, la madre grabó el video, que subió a su cuenta de Facebook. “Me muero de vergüenza de exponer a mi hija así, jamás público nada personal, pero yo hoy hubiera llorado a mi hija muerta por unos cobardes crueles. Lo que dice en el vídeo no es ni la mitad que me contó, le hice repetir algunas palabras. Si la cambio de escuela hay otras niñas de su curso que pasan por lo mismo. Es injusto porque ella quiere a sus compañeros”, escribió en su muro la mujer.

“En la escuela me dicen gorda, me ponen la traba y me caigo y dicen terremoto…”

Víctima de acoso escolar

“Yo te voy a hacer unas preguntas y quiero que respondas qué te pasa”, comienza el vídeo. “En la escuela me dicen gorda, me ponen la traba y me caigo y dicen terremoto… y yo no quiero vivir más”, explica la víctima con resignación en otro tramo del video. “¿Se lo contaste a tus maestros?”, le pregunta la madre. “ Se lo conté pero nos reprendieron a nosotras y a los varones no les dicen nada”, responde la pequeña.

Para la familia, no queda otra alternativa que cambiar a la menor de escuela, así como a su otra hija, dos años mayor que la víctima. En el video la menor reconoce haber ingerido pastillas para terminar con su vida. “Me quise matar con pastillas”, recuerda con profundo dolor. “Ya se va a terminar, mi vida, todo esto”, le dice a su madre en el vídeo del que hoy habla toda la región y que expuso una realidad que padecen millones de chicos en el país.

Por su parte, el funcionario del Ministerio de Educación evitó mencionar la palabra bullying (”una situación de desacreditación de su cuerpo”), pero aclaró que conocieron el caso el día que internaron a la menor. “Estamos viendo si la escuela recibió algún aviso sobre esta problemática. Es una escuela que tiene más de 700 alumnos en distintos horarios y niveles”, señaló.

Sobre el caso, expuso que “como es una situación colectiva y está claro que no se produce de un día para el otro, lo que estamos comprobando es si la escuela ha recibido algún aviso y no dio cuenta su equipo directivo para la intervención que correspondía a la protección a los derechos del niño. Si es así, tomaremos las medidas necesarias”.

El funcionario indicó que se convocó a la familia de la menor para conocer detalles ya que en el libro de actas de la escuela no figuran antecedentes por “episodios grupales o individuales”.

Interior investiga si la escuela tenía conocimiento del maltrato que sufría la víctima

Loading...