Inicio Venezuela 2018, El año de Pina, de Claudia Pina

2018, El año de Pina, de Claudia Pina

Pina mira el mundo desde sus profundos ojos azules y la timidez de sus diecisiete años, pero se transforma con un balón por en medio como lo demostró la pasada madrugada.

Dos goles suyos le dieron a España el Mundial sub 17 al derrotar a México (2-1) y levantó tres Copas: la de campeona, la Bota de plata como segunda máxima goleadora del torneo (con los mismos goles que la primera) y el Balón de Oro como mejor jugadora.

Para Claudia todo empezó jugando a fútbol sala en su Montcada natal, una localidad cercana a Barcelona de unos 35.000 habitantes, hasta que con diez años los ojeadores del RCE Espanyol la reclutaron para la causa blanquiazul.

Poco después firmó por el Barça y las expectativas se convirtieron en realidad.

Su corta carrera se disparó. Con doce años, en su segundo año de infantil, Claudia marcó cien goles en los 20 partidos de aquella temporada y ya empezó a jugar contra rivales de edad superior.

Seguramente en eso radica parte de su éxito. Con catorce años fue convocada con la selección española sub 16, con 15 ya jugaba con la sub 17 y en un torneo internacional se estrenó con un triplete.

¿Más argumentos? En 2017, con la selección sub 17, anotó dieciséis goles y fue reconocida por la UEFA como la máxima goleadora en todas las competiciones que organizó, solo superada por Cristiano Ronaldo y por el albanés Halim Selmanaj, autores respectivamente de 27 y 21 goles, respectivamente.

El año pasado su nombre apareció en los anuarios del fútbol internacional, aunque el dato pasó desapercibido para el gran público. En todo caso, para la historia quedará que en un partido con la sub 17 marcó siete goles en la goleada que España endosó a Montenegro (22-0).

Los técnicos dicen de ella que es rápida, potente y que tiene un don para leer los partidos. Juega con los dos pies, como se pudo ver en la ejecución del primer tanto de la final ante México, y llega muy bien desde la segunda línea, como lo demostró en el segundo.

2018 ha sido sin duda su año. Empezó bien y acabará mejor.

El 14 de enero, con 16 años, 5 meses y dos días se convirtió en la jugadora más joven en debutar con el primer equipo del FC Barcelona (frente al Zaragoza); y el 12 de septiembre se estrenó en la Liga de Campeones (BIIK Kazygurt kazajistán).

Pero aún hay más. En verano había formado parte de la selección española sub 20 que se llevó el subcampeonato mundial (perdió contra Japón) y ahora es la campeona del Mundo con la sub 17, después de ser Balón de Oro y Bota de Plata.

Claudia Pina, como hizo mucho antes Miquel Poblet (ciclismo), después Jaume Puig (balonmano) y últimamente el grupo musical ‘La Pegatina’, ha vuelto a poner en el mapa a Montcada i Reixac, una localidad que es el patio de atrás de la gran metrópolis que es Barcelona.

Hoy su teléfono no parará de sonar. Será un continuo ‘ding, ding’ de los avisos de algunos de sus 38.000 seguidores de instagram, de los 1.750 que tiene en twitter y de los muchos menos que tienen su ‘Whatsapp’ y que hoy han comprobado que su estado es el de cada día: “Nunca algo que valga la pena será fácil”.

EFE/ FR