Inicio Venezuela Activistas en Bolivia dan cariño a animales antes de entrar al matadero

Activistas en Bolivia dan cariño a animales antes de entrar al matadero

Tan solo con una mirada, un gesto de cariño o un abrazo al camión que transporta a los animales, los activistas de “The Save Movement”, el movimiento de salvar en español, pretenden transmitirles un poco de tranquilidad y afecto a estos seres vivos que minutos más tarde se enfrentarán a la muerte.

“Es el único gesto de amor que van a tener y que van a recibir en su vida ya que son animales que se les considera productos y no un ser que siente”, dijo a Efe Nevenka Potocnik, una de las activistas que llegó de Argentina para realizar una serie de vigilias en mataderos de Bolivia.

The Save Movement es una red internacional, que nació en Toronto, Canadá, presente en al menos 60 países del mundo en el que sus activistas realizan vigilias en los mataderos de distintos lugares para brindarles un poco de amor y ser testigos del sufrimiento de esos animales, contó la activista.

También defienden el veganismo, no consumir productos de origen animal y promueven el activismo pacífico basado en el amor y el respeto a todos los seres vivos.

“La única diferencia entre un perro y una vaca es nuestra percepción ¿por qué amamos a unos y nos comemos a otros?”, cuestionó Potocnik.
Un puñado de activistas se reunieron en la puerta del matadero municipal de La Paz en espera de los camiones que trasladan a estos animales para dialogar con el conductor y que les permita, por unos minutos, acercarse al camión y despedirse de esos animales.

“El acercamiento es totalmente pacífico, nosotros hablamos con el camionero para pedirle dos minutos y contarle que queremos ver y despedirnos de los animales”, contó a Efe Maureen Lómez, organizadora regional de Argentina del movimiento.

En muchos casos en los camiones hay vacas, toros o pequeños terneros que se asoman a las maderas del camión cuando alguna de las activistas se acerca cautelosamente y solo intercambian miradas antes de que el transporte arranque y se cierren las puertas del matadero.

“Sé testigo, los vemos, los escuchamos, los sentimos”, expresa el cartel que sujetan las jóvenes que muestran las siluetas de animales como los cerdos, caballos, pollos, ovejas, conejos y gallinas.

Las activistas también visitan mataderos donde llegan cerdos y pollos para brindarles un poco de agua.

“Estamos acá para contar sus historias y que no sean invisibles ante la sociedad como probablemente lo sean si no estamos acá”,señaló Lómez.
Las jóvenes también toman fotografías y videos de las intervenciones para subirlas a las redes sociales del movimiento para que más personas se adhieran a la causa y que también tengan un acercamiento a esta realidad.
Las activistas salvaron al menos diez animales que van a una especie de “santuarios” naturales para que puedan vivir en libertad y sin el riesgo de ser llevados nuevamente al matadero.

Lómez contó que lograron salvar terneros, pollos y corderos en vigilias realizadas en Argentina, España y Costa Rica.

Por otro lado, la activista boliviana Camila Ruiz manifestó a Efe que se adhirió a este movimiento porque muchos animales son asesinados innecesariamente todos los días y que es primordial que se tome consciencia al respecto.

“Hay gente que sí nos importa, que somos empáticos con su sufrimiento y entendemos que ellos no deberían estar ahí y que también quieren vivir”, remarcó Ruiz.

Las activistas argentinas realizaron vigilias en mataderos de las ciudades bolivianas de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.
Ahora se dirigen a Perú para realizar vigilias en mataderos de ese país.

EFE / EKB