Agustín San Blas, mirandino con síndrome de Down reconocido por su trabajo en el Ivic

10

Correcto, proactivo, cumplido, colaborador y gran calidad humana son algunos de los atributos de Agustín, un trabajador con síndrome de Down, tal como destaca su coordinadora y supervisora, Sylvia Chirinos, reseñada en una nota de prensa del instituto.

La labor de Agustín fue reconocida por el Ivic y la Alcaldía del municipio Los Salias del estado Mirana, al ser nombrado el Sanantoñero del Mes por parte del ayuntamiento mirandino y recibir un botón por parte de la directiva del Ivic.

“Agustín hace más de lo que se le pide.

Es importante resaltar su calidad humana y está pendiente de los detalles.

Él tiene dotes para la escritura y la fotografía, cumple con los horarios, es muy colaborador.

Al terminar sus asignaciones está pendiente de colaborar con otras y además hace el papel de supervisor, lo que permite integrar a todos dentro de la biblioteca”, destacó Chirinos.

Desde su llegada al Ivic, Agustín impulsó cambios notables en los espacios de la biblioteca, donde se dedica a colocar los sellos identificativos y de seguridad a cada una de las publicaciones existentes en ese espacio, con un orden específico y una ubicación clara de cada uno, lo cual permite la conservación de libros y revistas.

Esta acción la complementa con los listines que contienen una correlación de las unidades o volúmenes que se encuentran en cada estantería, tanto general como por libro o revista en específico.

Para él su ambiente de trabajo es agradable y en ese sentido resalta la importancia del compañerismo.

“Con mis compañeros me siento bien, me tratan bien, colaboro preparando café para todos, almorzamos en el comedor juntos, es muy ameno trabajar aquí”.

Agustín recuerda a los interesados en visitar la biblioteca, que pueden acudir de lunes a viernes entre las ocho de la mañana y las 4:30 de la tarde.

Esta biblioteca está especializada en el área de ciencia y tecnología.

Cuenta con un fondo documental en formato impreso y electrónico que abarca también las ciencias sociales y humanidades, con un alcance cronológico que data desde el año 1550.

En el año 1996 fue designada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) Biblioteca Regional de Ciencia y Tecnología para América Latina y el Caribe.

AVN/ FR