Almagro denuncia la “violencia institucional” del régimen chavista en su tercer informe sobre Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) no desiste. Su secretario general, Luis Almagro, presentó este miércoles por tercera vez el informe sobre Venezuela para enfatizar la “violencia institucional” del régimen de Nicolás Maduro. La declaración supone un nueva condena de la grave crisis que atraviesa Venezuela y que desde abril ha provocado la muerte de alrededor de 100 personas y miles de heridos.

“El Régimen ha creado una ‘nueva normalidad’ en que el Estado utiliza la violencia institucional sistemática en una guerra sucia contra el pueblo”, afirma Almagro en el documento de 60 páginas. “Las medidas adoptadas por el Gobierno son deliberadas. Aplican una estrategia bien pensada y metódica; una política que todos los días se cobra una o dos víctimas mortales entre los manifestantes. Son acciones estratégicas y sistemáticas dirigidas contra una población civil desarmada”, acusa el secretario general.

La declaración responde a meses de protestas violentas marcadas por las agresiones cometidas a diario por las fuerzas de seguridad. A principios de este mes, grupos financiados y armados por el Gobierno de Maduro atacaron a los parlamentarios de la Asamblea Nacional, en su mayoría pertenecientes a la oposición.

En sus dos versiones previas, el texto del secretario general ya alertó de la ruptura del orden constitucional y exigió la suspensión de Venezuela de la OEA si Maduro no convocaba elecciones libres y justas de manera inmediata. Desde entonces, la OEA ha liderado la presión internacional al régimen chavista a través de numerosas reuniones en su sede de Washington con el objetivo de esbozar una salida pacífica y negociada ante las violaciones de derechos. En respuesta, Maduro anunció a finales de mayo la retirada de Venezuela de la organización tras la convocatoria de un encuentro de cancilleres americanos para tratar el asunto.

Entre otras maniobras para aferrarse desesperadamente al poder, Maduro ha tratado de destripar de sus funciones a la Asamblea Nacional y deslegitimado la autoridad de la Fiscal General, Luisa Ortega, cuyos informes sobre el deterioro de la situación en el país muestran las fisuras del propio chavismo.

Este informe llega un mes después de que los países miembros no lograran aprobar una resolución de condena a Venezuela en la Asamblea General de la organización. Y coincide con una elevación del tono por parte de Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, anunció el lunes duras sanciones a Venezuela si Maduro lleva a cabo su Asamblea Nacional Constituyente el próximo 30 de julio.

Almagro también compareció este miércoles ante el Subcomité para el Hemisferio Occidental del Senado estadounidense para exponer la gravedad de la situación.

Loading...