Contenidos interactivos, la nueva propuesta de los servicios de video en streaming

El servicio del video en streaming posicionó a Netflix en la preferencia de los consumidores de entretenimiento. Tan solo en Estados Unidos durante el primer trimestre de 2017 rebasó el número de suscriptores de la televisión de paga, de acuerdo con el reporte de statista. Los principales proveedores de televisión paga contaron con 48,6 millones de suscriptores, mientras que Netflix tenía 50,9 millones de clientes (recordemos que algunos operadores de TV Paga ya ofrecen el servicio de Netflix dentro de su plataforma, para garantizar la permanencia de sus suscriptores).

La innovación es la clave que llevó a este tipo de plataformas a la cima. Hoy ya no sólo es Netflix, le sigue Amazon y a éstos le siguen los demás servicios Over the Top (OTT) que le otorgan total libertad de elección al usuario sobre lo que quieren ver, a su propio ritmo y en el lugar y dispositivo de su preferencia.

¿Qué sigue para estas compañías? Aún no es posible dar una respuesta clara. Actualmente Netflix le apuesta a las producciones originales e interactivas para el público infantil y por su parte Amazon está invirtiendo en el desarrollo de historias originales. Lo que si es seguro es que están dando mucho control a su audiencia.

En ello radica parte de la preferencia del público. En el mismo sentido, el surgimiento de estas compañías vino a darle una lección a las empresas que desarrollan contenido para plataformas tradicionales. Éstas deben estudiar nuevamente a sus públicos, saber qué están demando hoy, en 2017, lo cual dista de lo que preferían hace 10 años y tomar encuenta que sus gustos cambian de manera constante.

El reto será contar historias de maneras diferentes, con las que el público se sienta identificado y al mismo tiempo puedan quedarse entre el gusto de la gente. Lo anterior ¿suena complicado? Sí, pero nada que no se pueda hacer. La historia ha dado cuenta de ideas que se han podido materializar. Asimismo, la tecnología es una herramienta que actualmente ha permitido atravesar la barrera de lo imposible. Finalmente, si las empresas de entretenimiento quieren mantenerse en el gusto del público, es necesario seguirle apostando a la innovación. NP/Jonathan Blum

EA

Loading...