De Hugo Trejo a Óscar Pérez

12

Estuve entre los escépticos en la primera acción de Óscar Pérez en junio de 2017. Entrar a una base aérea llena de militares, levantar un helicóptero, sobrevolar Caracas pasando por edificaciones gubernamentales, lanzar granadas sin dejar víctimas y no ser apresado era mucho…

Varias acciones parecidas me llegaron a la memoria. La primera fue hace 56 años, cuando un grupo de estudiantes del Partido Comunista de Venezuela secuestró un avión de pasajeros, obligaron al capitán a sobrevolar Caracas y lanzaron volantes contra el gobierno de Rómulo Betancourt. Los llamaron “Los Aguiluchos”; apenas aterrizaron fueron detenidos. Pasaron cuatro años en prisión y hoy algunos de ellos son destacados profesionales.

El otro caso fue el primero de Enero de 1958, hace 60 años. Ese día se produjo un intento de rebelión encabezado por el coronel Hugo Trejo. El movimiento fracasó pero fue el inicio de una serie de hechos que desembocaron en la caída de Marcos Pérez Jiménez 22 días más tarde.

Óscar Pérez aterrizó sin problemas el helicóptero, no lo apresaron y dio su primer mensaje por las redes sociales: “Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en búsqueda del equilibrio y en contra de este gobierno transitorio criminal, no pertenecemos a tendencia política o partidista. Somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”, aseguró en el video.

Parecía sobreactuado, haciendo énfasis en algunas afirmaciones. Continuaba la desconfianza porque ya los venezolanos habíamos sido engañados en varias oportunidades y no podía pasar por alto la admiración manifiesta de Nicolás Maduro por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien luego de un intento de golpe el 15 de julio del 2016, llevó a cabo un purga que, según cifras oficiales, al mes de los sucesos había más de 40 mil detenidos por investigaciones, casi 80 mil funcionarios removidos de sus cargos y 187 empresarios acusados de participar en “una red terrorista”.

Óscar Pérez, con sus ojos de galán, podía ser un anzuelo que cada vez se mostraba más audaz, no sólo por las acciones -sin víctimas- sino que las reseñaba en vivo. Demostró hasta el final lo que Marshall McLuhan llamó “la aldea global”.

La desconfianza estuvo en muchos, incluso, hasta ese lunes 15 de Enero. Era difícil creer lo que estábamos viendo en vivo y en directo. Narrado por el muchacho de la película. Y no podíamos creer el final. Aún nos cuesta creerlo. “Los Aguiluchos” fueron apresados, juzgados y quedaron en libertad cumplida la condena. Hugo Trejo, fue apresado y se le tiene como un héroe. Óscar Pérez, un joven con ojos de galán, fue director de escena, reportero y protagonista. Lo que ocurrió fue visto en la aldea global en simultáneo. Lo que ignoramos es si Oscar Pérez nos tiene otra sorpresa preparada y que el final esté por llegar. La dictadura de Marcos Pérez Jiménez cayó 22 días después de la rebelión de Hugo Trejo. ¿Óscar Pérez será el Hugo Trejo de esta dictadura?.

Enrique Rondón Nieto