Delio Amado León, brillante narrador, respetuoso de la fanaticada

Si en algo sobresalió Delio Amado León fue por la manera tan personal con la cual narraba las peripecias de un juego de beisbol. Lo hacía de una manera tan singular e ilustrativa, que los fanáticos disfrutaban el encuentro como si lo estuviesen presenciando en pleno estadio sentados en primera fila, de allí que este profesional del micrófono, nacido en Turmero, estado Aragua, el 13 de septiembre de 1932, hace 85 años, se convirtió en un grande entre los grandes de su especialidad, no solamente en Venezuela, sino en todo el ámbito de habla hispana.

La misma habilidad ponía de manifiesto a la hora de describir las peleas boxísticas, teñidas de su sobriedad, tino, emoción, brillo, mucho amor por el oficio y, sobre todo, respeto por la fanaticada.

Inició su carrera en la década de los 50 como pupilo del desaparecido narrador deportivo Pancho Pepe Cróquer . Al morir éste en un accidente automovilístico, Delio Amado se hace cargo de los micrófonos y a partir de allí su ascenso resultó vertiginoso, tanto en radio como en televisión.

En la pequeña pantalla, formaba parte del grupo de narradores y comentaristas de Venevisión , junto a Gonzalo López Silvero y Carlitos González , entre otros.

Se asoció con Carlitos González , en una empresa llamada Gondel, para fundar la revista deportiva Sport Gráfico , que luego, en una fugaz etapa, se convertiría en un diario.

En 1974 crea, junto a Leonardo Rodríguez , la Liga Especial de Baloncesto, convertida hoy en Liga Profesional de Baloncesto (LPB).
Perteneció siempre al circuito radial de los Leones del Caracas , hasta que en 1995 pasa al de los Tiburones de La Guaira . Ese mismo año le diagnostican un cáncer pulmonar, como consecuencia de su hábito de fumar. Estuvo activo hasta septiembre de 1996, cuando fallece el día 30 de se mismo mes. Como homenaje a su eminente trayectoria, el 29 de octubre de 2007 fue exaltado al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano.

Aquilino José Mata/ EDC

PS

Loading...