Inicio Venezuela La “obsesión bien usada” del mayor coleccionista de la obra de Cortázar

La “obsesión bien usada” del mayor coleccionista de la obra de Cortázar

Aquilanti atiende a EFE este martes, cuando se cumplen 35 años de la muerte de Cortázar (1914-1984), en su librería en Buenos Aires, donde todavía conserva primeras ediciones de las novelas y cuentos del autor bajo plásticos protectores.

La librería Aquilanti & Fernández Blanco desprende un aroma a libro viejo, como los que llenan sus estanterías y exhiben un color ocre en los extremos visibles de sus páginas.

El librero anticuario porteño, de 49 años, muestra su colección de fotografías inéditas del autor de “Rayuela” con la misma naturalidad de quien pasa las páginas del álbum de fotos familiar.

Su admiración por el célebre escritor argentino se inició justo después de su fallecimiento, cuando la profesora de Aquilanti le hizo leer “Casa Tomada” en la escuela.

“No le di ninguna importancia cuando dijo que íbamos a leer a Cortázar porque yo no lo conocía, no lo había leído, pero me gustó muchísimo ese cuento. Yo tenía unos catorce años y entonces me fui a mi casa, busqué su obra y la leí entera”, relata.

Su afán de coleccionismo comenzó a florecer a los 18 años, cuando compró una primera edición dedicada de “Los Reyes”, la primera obra que Cortázar firmó con su nombre y no bajo su pseudónimo, Julio Denis.

En ese momento decidió que se haría con todas las primeras ediciones del artista, que pensaba que serían 30 o 40, pero finalmente acabó acumulando más de 800 documentos entre obras, revistas donde publicó textos, prólogos, traducciones para otros autores o discos en los que está su voz.

Tras más de 27 años de recopilación, en 2014, centenario del nacimiento del autor, armó una “bio-bibliografía” sobre Cortázar con el investigador Federico Barea y su colección fue adquirida por la Biblioteca Nacional argentina.

EFE / MV