Las dramáticas consecuencias de unas presidenciales fraudulentas

10

El chavismo se ha convertido en una tiranía que al no darle formalmente “el palazo a la lampara” utiliza las instituciones públicas secuestradas para simular legalidad, una legalidad incomible, emanada de interpretaciones divorciadas del derecho, solo emparentada con el recurso literario del realismo mágico. En igual condición se encuentra su legitimidad, forzada, obligada, basada en la inhumana manipulación.

Este adelanto de elecciones presidenciales es otro desesperado absurdo, el único objetivo es evitar la oposición (mayoría cercana al 80% en el país) logre organizarse en sus partidos y que escoja un candidato único, el cual “sea quien sea” arrollaría en elecciones transparentes a un desgastado/rechazado Maduro, el gobierno hace todo cuanto puede para evitar que sus detractores asistan unidos a estas pantomimas de presidenciales, usará recursos e instituciones del Estado, fomentará candidaturas disfrazadas de opositores para disgregar el voto en su contra, promoverá la abstención.

El chavismo, por temor certero a pagar sus pesadísimas culpas, en su afán de no perder un poder que usurpa ante los ojos de propios y extraño, no le importa llevarse por delante todas las formas, ya sepultó formalmente la Constitución de la república supeditándola a 545 “constituyentes” con poderes absolutistas, realizando procesos electorales donde el régimen impone candidatos, electores y resultados.

Son tan absurdas las presidenciales de abril que: En un escenario donde Maduro pierda, entregaría Miraflores casi un año después ¿Cómo gobernar por tanto tiempo alguien que ya ha sido depuesto? Él fuerza un “triunfo” al igual que la presunta constituyente, las regionales y municipales, apuesta a las instituciones secuestradas no al voto popular, apuesta a la abstención no a la participación, apuesta a la represión atroz, continuar usufructuándose indebidamente del espíritu democrático de los venezolanos, apuesta seguir explotando la generación de pobreza y su inhumana manipulación.

Las elecciones en Venezuela desde 2017 quedaron exclusivamente para la acumulación de pruebas de delitos electorales contra el régimen, hoy día la presunta “constituyente” es desconocida por la comunidad internacional, ahora, de ganar las presidenciales en esta forma tan diabólicamente oscura, seguramente esa comunidad también desconocerá a Maduro como presidente, lo que profundizaría muchísimo más la crisis económica y social, el gobierno continuará llamando las sanciones (consecuencias de sus aberrantes actos) “guerra económica”.

Lo que debemos tener en cuenta es que el proyecto chavista ha arruinado al país, incluso su gallina de huevos de oro PDVSA, no pudo escapar a su absorbente espiral de corrupción y negligencia, permitir la celebración de las presidenciales como lo plantea el régimen traerá consecuencias mucho más nefastas a la nación, un presidente desconocido por el mundo nos terminará de aislar, la inflación y la escasez de hoy serán apenas el preludio para la pesadilla que se avecina. @leandrotango
Leandro Rodríguez Linarez