Las mujeres vuelven a protestar contra Bolsonaro en vísperas de las elecciones

3

A vísperas de los comicios, centenas de mujeres se concentraron en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (MASP), uno de los símbolos de la mayor ciudad brasileña, a los gritos nuevamente de “Ele nao” (Él no), un eslogan contra el ultraderechista que nació en las redes sociales y se expandió rápidamente por todo Brasil.

La protesta convocada por las redes sociales volvió a reflejar la creciente insatisfacción de una parte de las brasileñas con Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar y polémico por un historial de declaraciones racistas, homófobas, machistas, misóginas y xenófobas.

La movilización de hoy, sin embargo, se limitó a Sao Paulo y contó con un número muy inferior de participantes que la realizada el 29 de septiembre, cuando miles de mujeres marcharon en un centenar de ciudades para protestar contra el candidato.

Con diferentes carteles y banderas, y al ritmo de tambores, las mujeres se concentraron en el MASP hacia las 15.00 hora local (18.00 GMT) y dos horas después iniciaron una marcharon por la emblemática Avenida Paulista que se prolongó igualmente por dos horas.

“Mujeres contra el fascismo”, “Él no” y “El nunca” eran los principales mensajes en los carteles exhibidos durante la manifestación, en la que fueron vistas banderas de diferentes partidos, principalmente de izquierda.

Pese a las manifestaciones contra sus posiciones machistas, el apoyo a Bolsonaro siguió creciendo entre las mujeres en los últimos días, según las encuestas.

La intención de voto en el polémico candidato entre las mujeres subió desde el 21 % medido en la encuesta divulgada un día antes de las protestas del 28 de septiembre hasta el 27 % en el sondeo divulgado el martes, según la firma encuestadora Datafolha.

El respaldo de las electoras al ultraderechista subió seis puntos porcentuales pese a que la intención de voto del candidato en general tan sólo aumentó cuatro puntos en el mismo período.

Bolsonaro, con 35 % del favoritismo, es escoltado en las encuestas por el socialista Fernando Haddad, con 22 %, que fue el escogido el mes pasado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para sucederle como candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

De acuerdo con las encuestas, como ningún candidato conseguirá el domingo más de la mitad de los votos, Bolsonaro y Haddad tendrán que medirse en una segunda vuelta el 28 de octubre, en la que aparecen técnicamente empatados en intención de voto.

La polarización entre ambos candidatos ha caracterizado a las elecciones más imprevisibles desde que Brasil recuperó la democracia en 1985.

EFE/ FR