Muere otro joven durante las manifestaciones en Caracas, elevando el balance total a 18

Publicado 04/05/2017 3:22:01CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) –

Otro joven venezolano ha muerto este miércoles en el marco de las protestas que se celebran desde hace un mes en todo el país tras haber resultado herido en una manifestación en una urbanización del municipio de Baruta, en el estado de Miranda –pero también integrado en el distrito metropolitano de Caracas–.

En un comunicado, el Ministerio Público ha anunciado el nombre de los fiscales que ha designado para investigar la muerte de Armando Cañizales, de 18 años, registrada en la urbanización de Las Mercedes. La información preliminar de que dispone la Fiscalía venezolana, el joven resultó herido cuando “un grupo de personas se encontraba manifestando a la altura del puente que comunica Las Mercedes con la autopista Francisco Fajardo”.

Por su parte, el alcalde de Baruta, Gerardo Blyde, ha anunciado la muerte del joven –señalando que tiene 17 años y no 18–, que recibió un “trauma penetrante en el cuello sin salida” que le provocó una parada cardiorrespiratoria.

“¡Qué impotencia! Un joven que tenía toda su vida por delante… Sólo luchaba por un país mejor. Mi corazón y el de Venezuela está con su familia”, ha escrito Blyde en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La Fiscalía ha lamentado “este tipo de acciones”, sin dar más detalle, y ha reiterado el compromiso del organismo con el objetivo de “hacer justicia”.

Con esta ya son 18 las muertes registradas desde que arrancaron las protestas. La última muerte, la de un joven de 21 años llamado Yonathan Quintero, tuvo lugar en la víspera en la ciudad venezolana de Valencia, en la misma donde otro joven, de 22 años, murió a causa de “varios disparos”.

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó temporalmente de sus poderes a la Asamblea Nacional –controlada por la oposición desde diciembre de 2015– y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en sendas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una “ruptura del orden constitucional” que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones que han acabado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y con grupos de civiles que el Gobierno y la coalición opositora se acusan mutuamente de armar.

Loading...