Inicio Venezuela Rusia quiere que la UE envíe “un mensaje fuerte a Kiev”

Rusia quiere que la UE envíe “un mensaje fuerte a Kiev”

Lavrov, que compareció ante la prensa en París junto a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, insistió en que no ve “necesidad de mediadores” en el contencioso abierto por ese incidente con Ucrania e insistió en que es ese país el responsable de que se hubiera producido.

“Este incidente lo provocó conscientemente” Ucrania, dijo el ministro ruso, ya que si sus barcos hubieran utilizado otra vía habrían podido navegar por ese estrecho cercano a Crimea, península ucraniana que Rusia se anexionó unilateralmente en 2014.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que ni el Consejo de Seguridad de la ONU, ni la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, ni otras instancias internacionales son pertinentes para solucionar esta cuestión.

Tampoco se privó de corregir a la UE, que localiza el enfrentamiento en el mar de Azov, y dijo que ocurrió en el mar Negro.

Ambos están conectados precisamente por el estrecho de Kerch, objeto de disputas entre Moscú y Kiev por Crimea.

Le Drian, por su parte, reclamó contención y “calma” a las dos partes y estimó que “este incidente se debe en parte a la fuerte militarización de la zona”.

Dijo que espera “un gesto de Rusia”, que consista en la liberación de los marineros ucranianos apresados en la operación del domingo, y también que llamará a su homólogo ucraniano para que “contribuya a la desescalada”.

Los guardacostas rusos apresaron entonces tres barcos de la Armada ucraniana e hirieron a varios de sus tripulantes a los que acusaron de haber violado sus aguas territoriales al dirigirse al estrecho de Kerch.

Para Francia, eso fue “consecuencia directa” de la anexión de Crimea, que se hizo “violando el derecho internacional”.

Sobre el conflicto armado en el este de Ucrania con separatistas prorrusos, junto a la frontera rusa, Lavrov exigió que se apliquen los acuerdos de Minsk suscritos por Moscú y Kiev “en su integridad”.

Lo que a su juicio implicaría que las autoridades ucranianas acaben con la “violación de los derechos de las minorías nacionales” en esos territorios.

Los dos ministros de Exteriores también hablaron de otros asuntos de la actualidad internacional, como Siria, las relaciones entre Rusia y la UE o el acuerdo nuclear con Irán, que ambas partes quieren defender del boicot de Estados Unidos.

El jefe de la diplomacia francesa admitió que tienen “diferencias de enfoque, en ocasiones profundas”, pero pese a todo afirmó que Rusia es “un gran socio internacional”, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, y que “la cooperación puede ser eficaz si se concentra en proyectos concretos”.

EFE/ FR