Inicio Venezuela Vuelven a detener al maratonista sexagenario que corre contra Daniel Ortega

Vuelven a detener al maratonista sexagenario que corre contra Daniel Ortega

Al momento de ser detenido Vanegas, de 62 años, se encontraba en la tumba del adolescente Matt Romero, quien murió el 23 de septiembre pasado al recibir un tiro cuando una manifestación contra Ortega en la que se encontraba fue atacada por policías y parapolicías.

Así lo denunciaron ciudadanos que grabaron el momento de la detención de Vanegas y colgaron en redes sociales varios vídeos, mientras que portavoces de la liga opositora Unidad Nacional Azul y Blanco confirmaron el arresto.

El maratonista fue detenido en el cementerio Milagro de Dios, al este de Managua, por un grupo de siete policías especialistas en captura de criminales que no respondieron por qué se lo llevaban una vez más.

Vanegas ya había denunciado que en su último arresto las autoridades policiales le advirtieron que volverían a capturarlo si no abandonaba su protesta.

El maratonista es conocido por correr con una camisa de color azul y blanco, los colores de la bandera nicaragüense, con las frases “Maratón por la justicia” y “Corro para correr a Ortega”, impresas en el pecho y la espalda.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde abril pasado que ha dejado en el marco de protestas antigubernamentales entre 325 y 528 muertos, según organismos humanitarios locales e internacionales, mientras que el Gobierno reconoce 199 víctimas.

Los organismos afirman que en Nicaragua existen al menos 558 “presos políticos”, mientras el Gobierno afirma son más de 200, a los que define como “terroristas” y “golpistas”.

Ortega afirma ser víctima de un intento de golpe de Estado, y niega las denuncias de organismos humanitarios locales e internacionales sobre abusos contra los manifestantes.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social, y se convirtieron en una exigencia de su renuncia, debido al saldo mortal de las manifestaciones.

EFE/ FR