Inicio Venezuela Zarich busca relaciones estables con inversores en Wall Street

Zarich busca relaciones estables con inversores en Wall Street

En una entrevista con Efe en su visita a Nueva York para hablar con analistas e inversores, Zarich explica que su apuesta por la transformación del banco va “a toda máquina”, y, como ejemplo de ello, prevé que en “un año o año y medio” el BBVA Francés procesará y desarrollará sistemas aplicativos en la nube, migrando centros de cómputo que agilizarán el acceso al cliente esté en el país que esté.

De entrada y a cuenta de estas ‘bodas de plata’ en el parqué neoyorquino, Zarich pone en valor que el BBVA Francés presente una “supervisión de reguladores única en el mundo”.

Y es que además de la argentina, al banco se le añade el exigente control financiero de la Bolsa de Nueva York, así como el del regulador europeo al ser en más de un 60 % propiedad del banco español BBVA.

“Nosotros tenemos un control único y eso está muy bien porque el mercado americano es absolutamente transparente y nos obliga a una disciplina que consideramos muy positiva, y eso siempre da confianza a los inversores”, explica Zarich, que quiere una “dinámica regular de contactos” con inversores más allá de si hay “una noticia o una operación de mercado” porque, al margen de la coyuntura, “hay que venir aquí y dar la cara”.

Zarich, que lleva toda una carrera profesional en el BBVA Francés, ha tenido que lidiar con todo tipo de situaciones en su país y eso le da una perspectiva única a la hora de analizar cómo afronta Argentina el presente y, sobre todo, el futuro, algo que preocupa a los analistas de Estados Unidos.

Para el CEO del BBVA Francés, el cambio de Administración con el Gobierno Macri supuso “un punto de inflexión importante”: “Pero soy de los que siempre pensó que Argentina tendría enormes dificultades en esta transición por la magnitud de los desequilibrios que se habían heredado desde el punto de vista económico, al margen de otras cuestiones más institucionales y políticas”.

“Un simple cambio de mando no podía revertir la situación por arte de magia.

Nunca me subí a ningún carro triunfal y trato de mirar con cierta perspectiva.

Argentina está en un proceso de corregir debilidades estructurales, lo que pasa es que en el proceso de hacerlo está débil”, explica Zarich, que cree que “un cambio de entorno, más seguramente algunas decisiones no acertadas de política económica a corto plazo, nos metieron en una crisis cambiaria”.

“Pero Argentina está en un proceso de corregir” sus desequilibrios, apunta Zarich, que augura: “Tengo una visión de medio plazo en Argentina razonablemente positiva”, sobre todo porque ve al actual Gobierno firme en su rumbo, sin los cambios bruscos del pasado pese a la “aceleración del proceso” que supuso el apoyo del FMI y, así, se congratula de que haya una previsión de un presupuesto equilibrado para 2019 e incluso con superávit para 2020.

En este contexto, el BBVA Francés, en el grupo de cabeza de la banca privada argentina sobre todo por su rentabilidad, llega a Nueva York con unas buenas cifras en su cuenta de resultados en los primeros nueve meses del año -3.007 millones de pesos de beneficio neto el último trimestre, un 117 % más-, con 2,5 millones de clientes e incorporando entre 5.000 y 6.000 empresas al año en su cartera de negocio

Sus 250 oficinas y una plantilla de 6.000 empleados le son suficientes para acometer su transformación digital, con un cliente cada vez más online: el 44 % de la ventas son digitales y el 57 % de los clientes tienen vínculo digital, con más de un 30 % por vía del móvil, el futuro inminente.El BBVA Francés ha subido en dos años un 25 % su cartera de clientes y en cambio ha bajado un 20 % la cantidad de transacciones en caja, además de eliminar el papel en su relación con el cliente, “una serie de transformaciones que nos permite mejorar nuestro ratio eficiencia, más allá de prestar mejor servicio al cliente”.

“Tenemos algunos proyectos estructurales, que no lucen en el corto plazo pero lo harán en el largo.

Por ejemplo, estamos a un año o año y medio de empezar a procesar y desarrollar nuestros sistemas aplicativos en la nube, migrando centros de computación, empezando a desarrollar sistema en forma colaborativa”, explica Zarich, que cree que todo ello hará al BBVA Francés más competitivo y eficiente para operar de forma ágil desde cualquier terminal del mundo.

Para celebrar sus 25 años de cotización en Wall Street, Zarich y su equipo directivo protagonizaron esta mañana el denominado “Opening Bell”, la tradicional campanada de arranque de la sesión de la bolsa en el mercado de valores de Nueva York.

EFE/ FR