Inicio Actualidad EEUU anuncia un boicot diplomático a los JJOO de invierno en Pekín

EEUU anuncia un boicot diplomático a los JJOO de invierno en Pekín

La Casa Blanca ha confirmado este lunes el boicot diplomático de los Juegos Olímpicos de invierno en Pekín en respuesta a las violaciones de Derechos Humanos cometidas por el régimen chino en Xinjiang, lo que implica que ningún alto cargo de Estados Unidos acudirá a la cita deportiva, algo que no tiene precedentes desde 1980.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha indicado que la Administración de Joe Biden está enviando un «mensaje claro» de que los abusos no pueden quedar impunes. En rueda de prensa, Psaki ha confirmado que la decisión se ha tomado «dado el genocidio y los crímenes contra la humanidad en curso» en la provincia de Xinjiang.

Aunque no envíe delegación diplomática, la Casa Blanca ha trasladado al equipo olímpico estadounidense su «apoyo total», a la vez que ha insistido en que no está dispuesta a «contribuir a la fanfarria del juego», informa CNN. Psaki ha agregado que el Gobierno no considera que fuese un «paso correcto o justo» aplicar un boicot completo a los juegos, ya que supondría penalizar a los atletas estadounidenses.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, ha defendido la decisión al considerar que sin representación diplomática no se enviará una señala de que la competición representa algo «parecido a la normalidad» frente a las «atrocidades en curso, crímenes de lesa humanidad y el genocidio».

Price ha precisado que Washington si brindará servicio diplomático «de apoyo» a los ciudadanos estadounidenses como atletas, entrenadores y personal que decidan acudir a Pekín para los Juegos.

Si bien el portavoz ha señalado que el boicot es una decisión «que cada país debe tomar», ha expresado que espera que otros gobiernos «anuncien su decisión en los próximos días y semanas». «Lo que sabemos es que hay muchos países en todo el mundo, incluidos muchos de nuestros aliados más cercanos, que comparten estas preocupaciones (por los abusos en Xinjiang)», ha recordado.

Por otro lado, ha manifestado al sector privado que tiene «al alcance de la mano» un «gran volumen de información de las inquietudes» planteadas por Washington sobre la situación en la región, por lo que le ha instado a «tomar decisiones sobre sus prácticas» al respecto. «Queremos que el sector privado sea plenamente consciente y opere con toda la información con respecto a lo que está ocurriendo en Xinjiang», ha reclamado.

La última vez que se aplicó una medida similar fue con Jimmy Carter en la Casa Blanca, cuando Estados Unidos se desmarcó políticamente de los Juegos Olímpicos de Moscú. Ahora, países como Canadá o Reino Unido consideran unirse a Estados Unidos en el boicot.


Publicidad