Inicio Actualidad El socialista Ánder Gil llama al orden a una senadora de Vox...

El socialista Ánder Gil llama al orden a una senadora de Vox al denunciar las cesiones del PSOE a ERC

El Pleno de este martes en el Senado ha sido escenario de un incidente que evidencia el nerviosismo del PSOE cuando le ponen ante el espejo por sus pactos con ERC. En plena polémica por la rebaja de los delitos sedición y malversación, o la consecuente reducción de condenas a violadores por la Ley del sólo sí es sí, el presidente de la Cámara Alta, socialista Ánder Gil ha llamado hasta en dos ocasiones al orden a la senadora de Vox, Pepa Millán, cuando denunciaba estos hechos desde la tribuna de oradores.

«ERC sólo está aquí para blanquear el secuestro de la nación con la colaboración necesaria del PSOE», criticaba la senadora, recordando que el Gobierno «ha liberado a los golpistas a cambio de arañar unos meses más en el Gobierno».

A mitad de discurso, Gil la interrumpía y le pedía que se acercara a la presidencia. Millán, desconcertada, interpretaba que su llamada al orden se dirigía al resto de senadores para que guardaran silencio ante el constante murmullo que había. El presidente volvía a reclamarle que se acercara y le pedía en privado que «se ciñera a la cuestión de la moción«, según explican a Libertad Digital fuentes del partido.

Visiblemente nerviosa, Millán retomaba el hilo de su discurso para insistir en denunciar que el Gobierno «está pagando al separatismo los favores políticos que les hacen mantener sus sillones», a lo que Gil la llamaba a la cuestión y le pedía que se ciñera al tema objeto de debate. Para evitar una tercera llamada, que habría acarreado su expulsión de la Cámara, la senadora de Vox concluía de forma abrupta su discurso dando a conocer que votarían contra la moción de ERC y Bildu que está siendo debatida.

La moción habla de la agenda separatista

El texto de ambos grupos pide al Gobierno inversiones en infraestructuras para Cataluña pero también incluye habituales reclamaciones de los separatistas como la «cesión» del Archivo Histórico de Gerona o las competencias sobre entidades estatales situadas en territorio catalán.

El Reglamento de la Cámara recoge en su artículo 103 que «los senadores serán llamados a la cuestión siempre que notoriamente estuvieren fuera de ella, ya por digresiones extrañas al punto de que se trate, ya por volver nuevamente sobre lo que estuviere discutido y aprobado».

Desde Vox explican que en el momento en que ERC y Bildu incluyeron en la moción cuestiones que nada tenían que ver con la inversión en infraestructuras, abrían la puerta a criticar las habituales cesiones del PSOE a sus socios de gobierno para obtener su apoyo, como ocurre con la sedición.

«Ataque a la libertad de expresión»

«Se trataba de una moción con puntos dispares entre sí que comprometían el voto al introducir cuestiones relativas a las infraestructuras de Gerona y la cesión de entes titularidad del Estado con una clara intención de avanzar en su agenda separatista«, trasladan fuentes del partido de Abascal a este periódico.

Vox denuncia que «se ha coartado la libertad de expresión de millones de votantes» por lo que presentarán una queja ante la Mesa del Senado por la actuación del socialista Ánder Gil interrumpiendo el discurso de la senadora.

Publicidad