Inicio Actualidad El socialista Ximo Puig emula al PP y anuncia una reducción del...

El socialista Ximo Puig emula al PP y anuncia una reducción del IRPF

Hace cuatro días el presidente valenciano pedía al Gobierno central que castigara a las comunidades autónomas que bajaran los impuestos.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este martes tres medidas fiscales «de calado» que beneficiarán de forma directa a 1.344.000 valencianos, todos los que cobran menos de 60.000 euros, y que representan el 97,4 % de los contribuyentes valencianos.

De este modo, se suma a la ofensiva de los gobiernos autonómicas del Partido Popular por bajar los impuestos, como ha anunciado la Comunidad de Madrid, la Junta de Andalucía o el Gobierno de Murcia, que se encontraban con la firme oposición del Gobierno. De hecho, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, se mostraba partidario de la recentralización de las competencias fiscales de la comunidades autónomas, una opinión que encontró eco en la ministra del ramo: María Jesús Montero, responsable de Hacienda aseguraba que el Gobierno «explora» una mayor aportación de las «grandes fortunas» y ha abogado además por «armonizar» algunos impuestos autonómicos con el objetivo de evitar la «competencia fiscal a la baja».

El propio Ximo Puig pedía castigar en el reparto de fondos a las autonomías que bajaran los impuestos hace apenas cuatro días en debate organizado por eldiario.es.

El cambio de opinión del presidente valenciano, ha suscitado la reacción en las redes sociales de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso: «Puig despreciaba esa política y ha terminado bajando impuestos, como lo hacemos en Madrid desde hace 18 años». El mensaje está en la misma línea de otro publicado hace unos días en el que ya vaticinaba que los socialistas también se sumarían a la bajada de impuestos: «Están a dos días de bajar los impuestos», ironizaba Díaz Ayuso al compartir una información con las críticas socialistas a la supresión del impuesto de Patrimonio.

Durante la intervención de Puig en el debate sobre el estado de la Comunidad Valenciana, el presidente valenciano ha confirmado su cambio de rumbio al adelantar que aumentará en un 10 % la cuantía exenta de tributación a los ciudadanos, el máximo que permite la norma, lo que beneficiará a todos, aunque quienes superen los 60.000 euros de ingresos mantendrán su esfuerzo fiscal.

La segunda medida es una nueva tarifa autonómica del IRPF en este ejercicio, con nuevos tramos adaptados a la situación actual, o que permitirá mejorar la progresividad del impuesto; y la tercera es la ampliación de las deducciones y bonificaciones fiscales, de manera que todas las deducciones aumentan un 10 %.

«También podrán acogerse más personas a todas las deducciones», ha manifestado Puig, ya que, a partir de ahora, pasarán de 25.000 a 30.000 euros las rentas que pueden beneficiarse de la deducción, y además esta reforma tendrá efectos retroactivos al 1 de enero de este año, por lo que se aplicará en la renta de 2022.

La reforma fiscal valenciana supondrá un ahorro medio de 111 euros por contribuyente y un ahorro global de 149 millones a las familias, ha asegurado el presidente de la Generalitat.

Publicidad