Inicio Actualidad La maniobra de Sánchez con los secretos oficiales irrita a sus socios:...

La maniobra de Sánchez con los secretos oficiales irrita a sus socios: «No es aceptable. Debe rectificar»

La nueva Ley de secretos oficiales que prepara Pedro Sánchez ha empezado este lunes a dar sus primeros pasos en el Consejo de Ministros y ya ha generado sus primeras polémicas encolerizando a los socios del Gobierno que no han tenido reparo en mostrar públicamente sus discrepancias.

El cambio de esta ley ha sido una de las reivindicaciones históricas del PNV, por lo que se ha visto como una concesión a los nacionalistas vascos. Pero el anteproyecto, que incorpora cuatro categorías en función de la sensibilidad de la información y fija un mínimo de 50 años para guardar los «altos secretos» de Estado no ha contentado ni a unos ni a otros.

Enfado del PNV

Por un lado, desde el PNV, su portavoz en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha asegurado que es «decepcionante» porque los plazos para la desclasificación de documentos son «exageradamente largos».

La nueva norma fija cuatro categorías de protección: alto secreto, secreto, confidencial y restringido. Los plazos de desclasificación van desde los 50 años para los altos secretos (la información que se considerará más sensible) y los cuatro años para la información restringida.

Reprimenda de Bildu

Pero esta medida no solo ha enfadado al PNV, también a los socios de Sánchez de Bildu, que pelean contra los nacionalistas vascos por el electorado y por las concesiones. Desde la formación proetarra se ha emitido un comunicado en el que aseguran que «el Gobierno debe rectificar esta propuesta y plantear una reforma que aborde lo ocurrido desde la transparencia, el reconocimiento y la verdad sobre todos los casos de vulneración de derechos y libertades que conciernan al Estado español y a sus aparatos desde el franquismo hasta el día de hoy. La impunidad debe terminar».

En el texto que ha hecho público Bildu aseguran que «un Estado que se dice democrático no puede mantener en el olvido, sin conocer ni resolver actuaciones delictivas por parte de sus aparatos, sean policiales, judiciales o políticos. No es aceptable que la reforma propuesta por el Gobierno no toque los principales elementos de una ley franquista que mantendrá en secreto todo aquello que atacó los derechos y libertades de miles de vascos y vascas».

«La nueva Ley de Secretos Oficiales que ha propuesto la parte socialista del Ejecutivo no cumple con la palabra dada por el Gobierno», añaden desde la formación proetarra que llegan a decir que «de aprobarse la propuesta que pasará hoy por el Consejo de Ministros, casos flagrantes de vulneraciones de derechos seguirán sin ser aclarados, como los GAL, la práctica sistemática de la tortura o sucesos como los del 3 de Marzo de 1976 en Vitoria-Gasteiz o los San Fermines del 78. Esta decisión perpetuaría la impunidad sobre dichos hechos negando la verdad, la justicia y la reparación que todas las víctimas merecen».

Podemos, descontento

En Unidas Podemos tampoco ha gustado lo que se ha conocido sobre el anteproyecto de Ley de Información Clasificada. Según fuentes del partido, la mayor discrepancia está en torno al periodo de hasta 50 años para desclasificar información reservada considerada de alto secreto. La intención del partido es negociar con el PSOE posibles cambios cuando la norma regrese al Consejo de Ministros, en segunda vuelta.

«Ocultar secretos a la ciudadanía durante 50 años o más es tratarla como menor de edad. No es propio de democracias maduras tener miedo a conocer», ha señalado en redes sociales el presidente del grupo confederal en el Congreso, Jaume Asens. Mientras, el diputado en el Congreso Antón Gómez Reino, ha tildado de «inaceptable» el texto articulado por el PSOE. «Hay quien no quiere que se ponga luz sobre la Omertà», ha lamentado.

Desde Unidas Podemos, también consideran que es importante dialogar con los socios habituales del Gobierno puesto que serán clave para que la ley finalmente llegue a aprobarse.

Publicidad